elnuevodiario.com.ni
  •   Ciudad de Guatemala, Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los abogados del exdictador guatemalteco Efraín Ríos Montt pidieron este martes al tribunal que lo condenó por genocidio que le restituya el beneficio de arresto domiciliar, luego que una sala de apelaciones confirmó el fallo de la Corte de Constitucionalidad, CC, que anuló la sentencia la semana pasada.

"No es lógico mantenerlo preso si la resolución (de condena) ha sido anulada, porque esa es la consecuencia lógica si se anula todo", dijo a una emisora local Francisco García, abogado de Ríos Montt, quien permanece recluido en el Hospital Militar con custodia de policías del Sistema Penitenciario.

El lunes, el Tribunal Primero de Mayor Riesgo A, presidido por la jueza Jazmín Barrios (el mismo que dictó la sentencia) se inhibió de voolver a conocer el caso luego que la Sala Primera de Apelaciones le ordenó acatar la decisión de la CC, por lo que otra instancia judicial debe nombrar otra terna de jueces para retomar el juicio.

Sin embargo, el tribunal tras excusarse, no emitió la orden para que Ríos Montt goce del arresto domiciliar que se le dictó el 26 de enero del 2012, cuando voluntariamente se presentó ante la justicia para enfrentar el proceso por genocidio, denunció el jurista.

"Nos parece muy sospechoso que el tribunal anuló todo pero no envió los oficios (correspondientes) para dejar a mi cliente (...) con el arresto domiciliar como lo tenía" antes de la sentencia, refirió García.

Ríos Montt fue trasladado el día de la sentencia, el 10 de mayo, a una cárcel civil dentro de un cuartel militar en la capital, pero tres días después ingresó al centro médico del Ejército tras sufrir una crisis de hipertensión arterial.

Según el fallo de la CC, emitido el 20 de mayo, el juicio debe regresar al punto en que quedó el 19 de abril cuando la Sala Tercera de Apelaciones ordenó suspender provisionalmente el proceso al acoger un recurso de amparo presentado por el abogado de Ríos Montt, Francisco García, a raíz de su expulsión del juicio el mismo día en que se inició, el 19 de marzo.

Ríos Montt, de 86 años, había sido condenado a 50 años de prisión por genocidio y 30 años por crímenes contra la humanidad como responsable de la masacre a manos del Ejército de 1,771 indígenas mayas-ixiles en el Quiché, durante su gobierno de facto entre 1982 y 1983.

La anulación de la sentencia también revocó la absolución por los mismos cargos del general retirado José Rodríguez, exjefe de inteligencia militar durante el régimen del exdictador.

El gobierno de facto de Ríos Montt -entre marzo de 1982 y agosto de 1983- fue uno de los más cruentos de la guerra civil de 30 años (1960-1996) en Guatemala, que dejó 200.000 muertos y desaparecidos, según un informe de la ONU.