elnuevodiario.com.ni
  • Ciudad de Panamá, Panamá |
  • |
  • |
  • ACAN-EFE

El gobierno de Panamá y las Naciones Unidas anunciaron hoy el lanzamiento de la campaña mundial "Desarrollando Ciudades Resilientes", con el que se busca preparar a las autoridades municipales, principalmente, a prevenir a sus ciudades del riesgo de desastres.

En el lanzamiento estuvieron presentes la coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en este país, Kim Bolduc; el director regional para la Reducción del Riesgo de Desastres de las Naciones Unidas (UNISDR), Ricardo Mena, y el director del Sistema de Protección Civil de Panamá, Arturo Alvarado.

También asistieron alcaldes y representantes de diferentes ayuntamientos panameños, encabezados por la alcaldesa capitalina, Roxana Méndez, quienes recibieron una serie de charlas sobre el alcance internacional de la campaña, que se promueve a nivel mundial.

El director regional de UNISDR, Ricardo Mena, dijo a los periodistas que la intención de la campaña es llevar la responsabilidad de prevención a los gobiernos locales, porque en gran medida son las ciudades las que principalmente sufren las consecuencias de los desastres naturales.

Mena señaló que la población de América Latina y el Caribe se ha duplicado en los últimos 30 años, pero la que vive en las zonas costeras vulnerables frente a amenazas naturales "casi se ha triplicado", lo que implica que existe un problema.

"Tenemos un problema entre manos y si no empezamos a tratarlo de raíz, con el tiempo va a ser aún más grande", añadió.

En ese sentido, explicó que es necesario asegurarse que en el crecimiento y desarrollo que se planifican para las ciudades, debe incorporarse la variable de "amenazas naturales" para que se construya una comunidad mucho más segura y sostenible en el tiempo.

Destacó que los riesgos de desastres en el mundo han ocasionado este siglo pérdidas por valor de 2,5 billones de dólares, debido principalmente a que la población ha crecido mucho en ciudades y zonas altamente expuestas a este tipo de amenazas naturales.

Indicó que la campaña cuenta con aspectos esenciales que deben ser tomados en cuenta por una administración municipal, para que las ciudades sean resilientes y más sostenibles, como lo es el establecimiento de un marco normativo e institucional apropiado para manejar el tema.

Asimismo, que las inversiones públicas que realicen los municipios tengan en consideración las amenazas naturales; así como que la población esté consciente de cuáles son las amenazas que enfrenta y desarrolle una cultura de prevención.

Finalmente, propugna preservar los sistemas ecológicos y ubicar a la población en el centro de las acciones y políticas que se realicen en materia de prevención.