Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

OAXCACA /AFP

La Policía del estado mexicano de Oaxaca se encuentra “en alerta máxima” luego de que ayer sábado aparecieran cuatro pancartas en las que se ofrece una jugosa recompensa por información sobre los autores del reciente atentado de Morelia, reportó una fuente policíaca.

Las diversas corporaciones policíacas federales, estatales y municipales del sureño estado de Oaxaca “recibieron la orden de alerta máxima, pues se encontraron unas mantas que al parecer colocaron narcotraficantes”, dijo la fuente que pidió el anonimato.

“El Cártel del Golfo (con gran poder en Tamaulipas, noroeste) condenamos enérgicamente los atentados del 15 de septiembre contra el pueblo mexicano. Ofrecemos ayuda al pueblo mexicano para detener a estos líderes del Cártel de la Familia”, dice una de las pancartas que aparecieron en puentes.

La Familia, una organización criminal surgida en Michoacán (oeste), ha pasado de ser una organización “de narcos a terrorista”, se añade en los carteles en los que se ofrece además “cinco millones de dólares, euros o moneda de otro país”, como recompensa para quien brinde informes sobre “Jesús Méndez y Enrique Tlacaltepetl”, al parecer integrantes de La Familia.

“Cualquier informe que nos llegue de su captura, ustedes saben cómo localizarnos, somos de palabra para todos los encargados de la plaza michoacana, los exhortamos que se unan a nuestra lucha”, concluye.

Hasta el momento, la Secretaría Estatal de Seguridad Pública de Oaxaca no ha dado ninguna información al respecto.

De acuerdo con la prensa mexicana, La Familia es una escisión de Los Zetas, el brazo armado del Cártel del Golfo que se formó en la década de los 90 por ex militares de elite que desertaron del ejército.

La Familia podría estar detrás del atentado efectuado con granadas de fragmentación registrado en Morelia (Michoacán) el 15 de septiembre, que dejó un saldo de ocho muertos y más de 100 heridos, según la fiscalía federal.

Las pancartas o “narcomantas” aparecen con regularidad en ciudades del norte de México, las más peleadas entre narcotraficantes por ser fronterizas con Estados Unidos.

En lo que va del año más de 3,000 personas han sido asesinadas en México. La mayoría de estas muertes son atribuidas a las guerras entre narcotraficantes.