elnuevodiario.com.ni
  •   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La policía española apresó un barco con más de 3,000 kilos de cocaína y detuvo a 21 personas, en un operativo que ha permitido desarticular una organización de narcotraficantes que actuaba entre Venezuela y Galicia (noroeste de España), informó este viernes la policía española.

El buque fue interceptado en el Atlántico en la madrugada del miércoles por la policía española, que detuvo a su capitán coreano y sus cuatro tripulantes, de origen indonesio, según la misma fuente, que señala que la droga estaba dispuesta en fardos.

El barco está siendo remolcado a un puerto español, añadió la policía, sin dar mayores detalles sobre el lugar del abordaje, mientras los medios españoles señalan que el apresamiento habría tenido lugar en un punto entre Sudamérica y las islas Azores.

La operación, denominada "Albatros", siguió en tierra, donde fueron detenidas otras 16 personas en las provincias gallegas de Pontevedra y Ourense, entre ellas, "el representante de la organización venezolana en España" encargado de coordinar la entrega de la droga con el grupo gallego.

De hecho, la operación en tierra se llevó a cabo "por la urgencia de detener" a este "enlace de la red exportadora de la droga en España, y que tenía previsto un vuelo a Caracas", afirmó la policía, sin dar mayores detalles sobre la identidad de los arrestados.

Según los medios gallegos, entre los detenidos estarían algunos narcotraficantes históricos de esta región noroccidental española, que durante mucho tiempo fue uno de los puntos de entrada de la droga llegada de Sudamérica, antes de que la multiplicación de las operaciones policiales llevara a los traficantes a modificar su ruta.

En el operativo se han llevado a cabo 10 registros, en los que se ha intervenido armas de fuego, ordenadores, documentación y varios vehículos, según la policía española, que señala que la operación sigue abierta y no se descartan más detenciones.

En marzo pasado, la policía española ya había interceptado en el Atlántico otro barco cargado con casi dos toneladas de cocaína, procedente de Venezuela y que se dirigía a Europa. En esa operación, los cinco marinos, cuatro brasileños y un coreano, fueron detenidos así como los presuntos cuatro organizadores del tráfico, detenidos al día siguiente en Oporto, en Portugal.

El 5 de mayo pasado, la policía también se incautó de una cifra récord de 52 toneladas de hachís en un depósito en un polígono industrial en Córdoba (Andalucía, sur).

España es una tradicional puerta de entrada a Europa del hachís procedente del norte de Africa y de la cocaína que llega de Sudamérica.