elnuevodiario.com.ni
  •   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Rusia podría entregar a Siria 10 aviones de combate Mig-29 ultramodernos, indicó el viernes el director general de la empresa constructora de estos aviones, Serguei Korotkov, según agencias rusas.

"Una delegación siria se encuentra actualmente en Moscú. Se están definiendo los detalles del contrato", indicó Korotkov, según Interfax.

"Pienso que se habrán de entregar a Siria", agregó, refiriéndose aparentemente a estos aviones de combate, que son unos de los más modernos que usa hoy en día la fuerza aérea rusa.

Anteriormente, Rusia había afirmado que entregaba armas a Siria en virtud de contratos ya firmados.

Dos periódicos rusos afirmaron el viernes que Moscú no entregó aún el sofisticado sistema de misiles de defensa antiaérea tierra-aire S-300 a Siria, contrariamente a lo que dio a entender el presidente sirio Bashar al Asad, y podría no hacerlo este año.

Aún no entregan los S-300

Rusia no entregó aún el sofisticado sistema de misiles de defensa antiaérea tierra-aire S-300 a Siria, contrariamente a lo que sugirió el presidente sirio Bashar al Asad y podría no hacerlo este año, informaron el viernes dos periódicos rusos.

En una entrevista con el canal de televisión del Hezbolá, Al Manar, difundida el jueves, Bashar al Asad indicó, interrogado sobre la entrega de esos sistemas de defensa prometidos por Moscú, que "todos los acuerdos con Rusia se cumplirán y una parte ya se ha cumplido recientemente".

Pero según fuentes dentro del complejo industrial militar ruso, citadas por los periódicos Vedomosti y Kommersant, esos sistemas de defensa no fueron entregados aún.

Según Vedomosti, no es seguro que los sistemas, cuya venta por 1.000 millones de dólares fue pactada en 2010, sean entregados este año.

"La entrega de seis S-300 previstos en un contrato firmado en 2010 intervendrá sólo en el segundo trimestre de 2014", escribió por su parte Kommersant.

Por otra parte, se necesitarán seis meses para formar personal sirio y proceder a ensayos de misiles antes que el sistema sea operacional.

Moscú defendió el martes la entrega a Damasco de S-300, unos sofisticados sistemas de defensa antiaérea equipados con misiles tierra-aire capaces de interceptar en vuelo aviones de combate o misiles teleguiados. Rusia estima que son un factor de "estabilización" cuyo objetivo es disuadir cualquier intervención exterior en el conflicto.

La fuente citada por Vedomosti indicó igualmente que aunque las autoridades rusas insistan oficialmente sobre su voluntad de cumplir con el contrato, ello no significaría que la entrega de los sistemas vaya a concretarse.