elnuevodiario.com.ni
  •   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente chino, Xi Jinping, declaró antes de comenzar su gira a Costa Rica, México y el estado caribeño de Trinidad y Tobago que espera que la asociación entre China, Latinoamérica y el Caribe produzca en el futuro "aún mayores beneficios" a unos pueblos que "comparten el mismo punto de vista con respecto al desarrollo".

En una entrevista para medios de los tres países, publicada por la agencia Xinhua poco antes de la llegada de Xi a Trinidad y Tobago, el mandatario recordó los siglos de relaciones entre China y Latinoamérica, que se remontan a los tiempos del Galeón de Manila (lo que él llamó "la Ruta de la Seda marítima"), que unió comercialmente al imperio chino con el hemisferio occidental entre los siglos XVI y XVIII.

Xi, nombrado presidente en marzo, aseguró que China y Latinoamérica "han encontrado cada vez más un lenguaje común, tanto en la construcción de las naciones como en el gobierno y en los asuntos exteriores", y subrayó que las relaciones entre ambas partes "contribuyen a la estabilidad y la prosperidad del mundo".

"La relación chino-latinoamericana es un proceso abierto e inclusivo, de beneficio mutuo", declaró el mandatario chino, quien expresó su "plena confianza" en el futuro de los lazos, especialmente los comerciales, que ascendieron a 261.200 millones de dólares en 2012, lo que convierte a la economía asiática en el segundo principal socio de América Latina y el Caribe.

Además, recordó, "China ha ayudado a crear empleos muy necesitados en la región, con una inversión acumulada de cerca de 65.000 millones de dólares" en el conjunto de países latinoamericanos y caribeños.

Xi, quien recordó que ya ha viajado a Latinoamérica en dos ocasiones (2009 y 2011) cuando ostentaba la vicepresidencia, destacó las especiales relaciones con Costa Rica, que en un corto periodo (se iniciaron en 2007) ya han vivido momentos como la construcción conjunta del Estadio Nacional en San José o la sucursal costarricense del Instituto Confucio, primera en Centroamérica.

Sobre México, Xi apuntó que su presidente, Enrique Peña Nieto, estuvo a principios de abril en China, donde participó en el Foro Económico de Boao, y subrayó que "el intercambio de visitas en un periodo de tiempo tan corto refleja la importancia que ambas partes damos a nuestras relaciones".

El mandatario asiático aseguró que China "no busca intencionadamente un superávit comercial con México", su segundo principal socio en Latinoamérica, y destacó que su país "está dispuesto a unir fuerzas con la parte mexicana para aumentar la escala y optimizar la estructura del comercio bilateral".

Xi también señaló que durante su visita a México se continuarán las negociaciones para facilitar la exportación de carne de cerdo mexicano a China, y se organizará "una delegación de empresas (chinas) para que viajen a México y se involucren en relevantes proyectos de desarrollo de mercado".