•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La expansión de plantaciones para producir agrocombustibles, como la palma africana, podría afectar la seguridad alimentaria en Guatemala, según un estudio de Action Aid Guatemala publicado este domingo por la prensa local.

"Al final los pobres serán los más afectados, porque no tendrán lugar para sembrar" debido a que el "cambio del uso del suelo es dramático", alertó la encargada del estudio, Laura Hurtado.

El documento, 'Las plantaciones para agrocombustibles y la pérdida de tierras para la producción de alimentos en Guatemala", destaca el incremento de siembra de palma africana pues de 2003 para este año han pasado de 31.000 a 83.000 hectáreas.

Además, Hurtado critica la forma en que las empresas adquieren las tierras, toda vez que han detectado dos estrategias: la primera es aprovecharse de la ignorancia de algunos campesinos para comprar a precios bajos, y la segunda, alquilar por 25 años, tiempo de vida útil de la planta.

Las comunidades más afectadas, según el informe, se encuentran en el Caribe (noreste); Quiché (noroeste); Petén y Alta Verapaz (en el norte).

Para los ecologistas, el daño es mayor que el beneficio, ya que, "para producir de forma lucrativa estas materias, se arrasan grandes zonas de bosque húmedo tropical. Además, las plantaciones son saturadas de fertilizantes químicos y herbicidas que terminan contaminando las fuentes de agua".

El Programa Mundial de Alimentos presentó la semana pasada un informe donde advirtió sobre el incremento de 1,2 millones de pobres en el país, lo que representa un aumento de la pobreza del 50% al 60% por el impacto del alza de precios de granos en el mercado internacional y pone en riesgo la seguridad alimentaria.