•   Caracas  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

El presidente venezolano Nicolás Maduro aseguró este viernes que, aunque lamenta que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, haya “roto las reglas del juego” al recibir al líder opositor Henrique Capriles, decidió evaluar las formas de “reconstruir” las relaciones diplomáticas.

“Solo con la verdad podremos reconstruir las relaciones con Colombia. Tengo la mejor voluntad de tener las mejores relaciones con Colombia, presidente Santos (...) Queremos buenas y muy buenas relaciones y la paz de Colombia. Estamos evaluando cómo reconfigurar esas relaciones”, dijo Maduro desde el Palacio de Miraflores.

Las relaciones entre Venezuela y Colombia se tensaron luego de que el presidente colombiano se reuniera el miércoles con el opositor Capriles, quien perdió las elecciones presidenciales del 14 de abril por 1.49% de votos y que ahora solicita el apoyo para que se cumpla la auditoría de las elecciones que impugnó al denunciar irregularidades.

Insiste en conspiración

De igual forma, volvió a insistir en que desde Colombia se fragua una “conspiración activa” y una “campaña brutal” contra su Gobierno, liderada por los medios de comunicación de ese país, así como por líderes de la oposición venezolana a quienes nuevamente alertó de sus “violaciones a la ley” y amenazó con “ir a la cárcel por traidores a la patria”, dijo.

Distintos representantes de la oposición venezolana han viajado por algunos países de la región para exponer su versión de la situación venezolana. Entre ellos hay diputados de la Asamblea, así como líderes de diversos partidos. Estas giras han sido criticadas por el Gobierno.

Como respuesta, los oficialistas también anunciaron que harán un recorrido por algunas naciones, entre ellas Colombia, para que se conozca la versión del Gobierno sobre la situación postelectoral venezolana.

Bogotá intenta calmas las aguas

Por su lado, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, respondió el viernes en tono conciliador a las denuncias de su homólogo venezolano.

“Es descabellado pensar, y por eso hablo de malos entendidos, aquí tiene que haber un malentendido... que el Gobierno colombiano esté enterado o, peor aún, que esté apoyando algún tipo de acción para desestabilizar al Gobierno de Venezuela”, dijo Santos en un acto público en Palmira, departamento del Valle del Cauca (suroeste).

Santos apeló a la diplomacia, como lo hiciera el miércoles su ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, para zanjar lo que calificó de “incidente con nuestros amigos venezolanos”.

“Creemos que para el bien de Venezuela y para el bien de Colombia, cualquier malentendido lo podemos resolver civilizadamente, con prudencia, por las vías diplomáticas”, dijo el mandatario, y aseguró que Colombia quiere “que le vaya bien a Venezuela” porque no le convienen problemas en el país vecino.

 

Cabello reclama castigo

El presidente del parlamento venezolano, Diosdado Cabello, previó ayer una “confrontación inevitable” si la justicia no castiga a líderes opositores que responsabiliza de los hechos de violencia registrados tras las elecciones del mes pasado que provocaron 11 muertes y unos 80 heridos.

“La única manera de que haya paz en Venezuela es que no haya impunidad. Si hay impunidad iremos directo a una confrontación inevitable, porque ellos (...) van a seguir asesinando gente y diciendo yo no fui, van a seguir llamando a la violencia y diciendo yo no fui”, dijo Cabello en un mitin televisado.

 

"Tengo la mejor voluntad de tener las mejores relaciones con Colombia, presidente Santos".

Nicolás Maduro

Presidente venezolano