elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • EFE

Los combates entre partidarios y detractores del presidente sirio, Bachar al Asad, se reanudaron hoy en la ciudad libanesa de Trípoli, donde una calma tensa había prevalecido en los últimos días.

Según la agencia nacional libanesa ANN, los enfrentamientos entre suníes y alauíes -la confesión de Al Asad- han dejado al menos seis heridos, mientras que vuelven a registrarse disparos de francotiradores.

Los choques estallaron en los barrios rivales de Bab el Tebaneh, de mayoría suní, y Yabal Mohsen, de predominio alauí, como ha ocurrido en numerosas ocasiones desde el inicio del conflicto sirio.

Pasadas unas horas, comenzaron a extenderse a otras áreas conflictivas de la ciudad y a última hora de la tarde local perdieron intensidad.

La reanudación de la violencia ha llevado al cierre de la carretera que conduce de Trípoli a la región de Akar y a Siria, agregó la ANN.

La organización Human Rights Watch (HRW) instó recientemente a las autoridades libanesas a proteger a los habitantes de Trípoli con el incremento de los efectivos de seguridad y la detención de los responsables de los actos violentos.

Según datos de esta organización, desde que comenzó la nueva ola de enfrentamientos el 19 de mayo pasado 28 personas han muerto, entre ellas dos militares y seis miembros de grupos armados, y más de 200 han resultado heridas.