elnuevodiario.com.ni
  •   Toronto, Canadá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno canadiense anunció hoy la creación de un programa nacional contra el acoso escolar después de que se hiciesen públicos varios casos de jóvenes que se suicidaron tras sufrir años de acoso escolar y cibernético.

El Gobierno canadiense dijo hoy que el programa será ejecutado por la Cruz Roja canadiense y que capacitará a 2.400 jóvenes para ayudar a estudiantes que sufren acoso.

Ottawa ha destinado 250.000 dólares canadienses (240.000 dólares estadounidenses) para financiar el programa, dinero que servirá para capacitar a unos 2.400 jóvenes, de edades de 13 a 17 años, que impartirán talleres preventivos.

En los últimos meses, los medios de comunicación de todo el mundo se han hecho eco de los casos de varios jóvenes canadienses que se suicidaron después de ser acosados en el colegio.

Uno de los casos más conocidos fue el de Amanda Todd, una joven que se suicidó a finales de 2012 cuando tenía 15 años de edad.

Pero poco antes de su suicidio, Amanda colgó en YouTube un emotivo vídeo en el que sin pronunciar una palabra, simplemente con tarjetas escritas, explicaba el acoso que había sufrido desde que tenía 12 años de edad.

El vídeo de Amanda, que termina con dos tarjetas en las que se lee "No tengo a nadie. Necesito a alguien. Mi nombre es Amanda Todd" y una foto de su brazo sangrando con múltiples cortes, ha sido visto por millones de personas en todo el mundo.

Un segundo caso más reciente ha sido el de Rehtaeh Parsons, una joven de 17 años, que se suicidó en abril.

Rehtaeh fue violada cuando tenía 15 años por un grupo de cuatro jóvenes tras embriagarse una noche. Pocos días después del ataque, alguien empezó a distribuir por internet una foto de la violación entre sus compañeros de colegio.

La Policía nunca presentó cargos contra los jóvenes por falta de pruebas, pero Parsons sufrió un constante acoso cibernético, desde proposiciones para mantener relaciones sexuales con desconocidos hasta insultos, lo que la obligó a cambiar de colegio y la sumió en una profunda depresión.

Según la organización Bullying Canada, que se dedica a combatir el acoso escolar en el país, uno de cada siete niños canadienses de entre 11 y 16 años de edad es víctima del acoso escolar o por internet.

Otros estudios elevan a uno de cada tres los estudiantes que son acosados en el colegio.

Sólo en los institutos del país se producen 282.000 casos de acoso escolar cada mes, según la misma organización, que señala que mientras que los varones principalmente son insultados o sufren amenazas, las mujeres padecen acoso sexual.