elnuevodiario.com.ni
  •   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un grupo de médicos en El Salvador le practicó el lunes una césarea a Beatriz, la joven enferma y en riesgo de muerte por el embarazo de una bebe con malformación cerebral, cuyo caso desató una polémica mundial, confirmó la ministra de Salud, María Isabel Rodríguez.

"La bebé murió, después de cinco horas de sobrevivencia. La niña falleció pese a los cuidados necesarios que se le aplicaron", afirmó la ministra. Por su parte Beatriz "se encuentra estable", agregó Rodríguez y precisó que la cesárea se produjo a las 14h00 locales (20h00 GMT).

En El Salvador los abortos, incluso terapeúticos, pueden ser punidos con hasta 50 años de cárcel. La justicia le había negado a la joven de 22 años un pedido de interrupción del embarazo lo que generó una ola de protesta internacional.

La bebe, según Rodríguez, "no tenía cerebro y sólo tenia vestigios del cerebelo" tal y como lo habían determinado los estudios previos que se le hicieron. "Sabíamos que era un feto anencefálico y que no iba a sobrevivir", insistió.

Beatriz (nombre ficticio para proteger la identidad de la joven), fue intervenida en el hospital de Maternidad en San Salvador.

En un primer momento la joven había dicho que "no deseaba ver a la niña", pero luego decidió hacerlo y fue "un impacto fuerte".

Poco antes del anuncio de la ministro una ONG había informado sobre la cesárea. "Lo que nos han informado es que está bien Beatriz. Tuvo una niña pero nos dicen que es doloroso verla", declaró a la AFP Morena Herrera, presidenta de la ONG Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto Terapéutico, Ético y Eugenésico (ACDATEE).

Claudia Hándal, la portavoz de la red de ONG conservadoras, Red Familia -que se había opuesto al aborto terapéutico- tras conocer la noticia de la muerte de la bebe dijo "lamentar" ese deceso y "ya es un ángel más en el cielo".

El caso de Beatriz, a quien un fallo de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia le negó un aborto terapéutico, acaparó la atención mundial y a a su favor se movilizaron embajadas y decenas de organizaciones feministas.

"Este embarazo atenta contra su vida"

Beatriz, madre de un niño de un año, fue diagnosticada con lupus eritematoso discoide, una enfermedad que debilita el sistema inmunológico, ante lo cual y argumentando el riesgo para su vida, pidió permiso para abortar.

El pedido tuvo en cuenta además que la niña en gestación sufría una malformación denominada anencefalia, que consiste en la ausencia total o parcial de cerebro.

Pero luego de dos semanas de análisis, la Sala de lo Constitucional de la Corte desestimó el miércoles de la semana pasada en fallo dividido el amparo.

El jueves Beatriz había revelado que los médicos le anunciaron que sería sometida a una cesárea esta semana. "Me siento muy bien, porque ya me lo van a hacer. Me lo dijeron los médicos, que la otra semana me van a hacer la cesárea".

En su primera resolución sobre un caso de aborto, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con sede en San José, había ordenado el jueves a El Salvador a adoptar medidas urgentes para proteger la vida de la joven.

"Debido a las condiciones de salud de la madre, este embarazo atenta contra su vida, hecho que amerita que se tomen medidas extremas y urgentes para salvaguardar su salud", subrayó la Corte regional.

Amnistía Internacional (AI) también se pronunció calificando de "vergonzosa y discriminatoria" la decisión de la Corte salvadoreña.

"Haber sometido a Beatriz a este largo proceso, demorando durante siete semanas la adopción de una decisión que afecta a una persona cuya vida corre un riesgo inminente, es algo cruel, inhumano y degradante", denunció AI.