•  |
  •  |
  • EFE

Un hombre presuntamente armado con una bomba entró el viernes en la oficina de Hillary Clinton en el estado de Nueva Hampshire y tomó dos rehenes, según fuentes de su campaña electoral.

La oficina se encuentra en la localidad de Rochester, en el estado de Nueva Hampshire, que ha sido parcialmente evacuada en las inmediaciones y está bajo una fuerte custodia policial.

Aunque los datos son muy confusos por el momento, parece que el hombre tiene retenidas a dos personas en el interior de la oficina, que -según los medios locales- son voluntarios de la campaña de Hillary.

La aspirante a la candidatura presidencial demócrata no se encontraba en la oficina en el momento del suceso, ya que viajó a Viena, Virginia, para participar en una jornada electoral junto a otros aspirantes demócratas.

Las últimas informaciones indican que la senadora por Nueva York ya canceló su intervención en el acto de Virginia, donde tenía previsto hablar a primera hora de esta tarde.

La policía señaló que el agresor es un hombre de unos 40 años que, según se cree, podría llevar una bomba adosada al cuerpo, pero este extremo no se ha confirmado oficialmente.

El agresor dejó salir a una mujer con un bebé

Cuando el agresor irrumpió en la oficina electoral, se encontraban en la misma varias personas, entre ellas una mujer con un bebé a la que el hombre permitió salir del recinto. Se encontraba muy nerviosa y pidió que llamaran a la policía. Esta mujer informó que el hombre, debajo del abrigo, llevaba una bomba.

De momento, se desconocen las demandas del agresor y tampoco se ha informado de la existencia de heridos.

La policía, según informan los medios locales, ha enviado al lugar del suceso a un negociador experto en estas lides, para intentar solucionar rápidamente el incidente sin que haya derramamiento de sangre.

La zona donde se encuentra la oficina de Clinton alberga también otras oficinas electorales en Rochester, como la del senador Barack Obama, que está ubicada a escasos metros de la de Hillary, al igual que la del también demócrata John Edwards.

Como medida de precaución se ha evacuado todo el área, la cual se encuentra rodeada por la policía. La presencia de equipos electorales en el estado de Nueva Hampshire es en estos días cada vez mayor, dado que en este estado de Nueva Inglaterra se celebrarán el próximo 8 de enero las primarias del estado, que son las que marcan el comienzo de la larga campaña electoral de EEUU.