•   Urales, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente ruso, Vladímir Putin (i), quien aquí estrecha la mano del presidente de la Comisión Europea, Joao Barroso, advirtió ayer a la Unión Europea que una intervención armada en Siria está condenada al fracaso, y se mostró decepcionado por la decisión de Bruselas de levantar el embargo de armas a los rebeldes. “Cualquier intento de influir en la situación por la fuerza, con una injerencia militar directa, está condenado al fracaso”, aseguró Putin en rueda de prensa al término de la cumbre Rusia-Unión Europea en Yekaterimburgo (Urales). AFP / END