elnuevodiario.com.ni
  •   Ginebra, Suiza  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El caricaturista hondureño Allan McDonald y la periodista guatemalteca Ileana Alamilla recibieron hoy los premios para la protección de periodistas que anualmente otorga la organización Campaña Emblema de Prensa (PEC) para reconocer a los profesionales que defienden la libertad de expresión en su trabajo.

"Los periodistas de países latinoamericanos siguen siendo víctimas de la violencia endémica que sufre la región. El año pasado 35 de las 141 víctimas a nivel mundial se registraron en América Latina", expresó el secretario general de la PEC, Blaise Lempen, en la ceremonia de entrega de estos premios.

Lempen manifestó que especialmente América Central está afectada por la violencia contra los profesionales de los medios de comunicación, "lo que explica nuestra decisión de conceder los premios a McDonald y Alamilla".

"Allan McDonald no es solamente un dibujante de prensa genial, sino que también lucha en su país a su cuenta y riesgos por la libertad de expresión. Fue detenido y amenazado de muerte. Esperamos que el premio pueda contribuir a asegurar su protección", explicó el secretario general.

Norman Allan Sauceda (Honduras, 1970), conocido en el mundo de las viñetas como "McDonald", empezó a dibujar en un periódico a los trece años y ha denunciado durante más de 26 años la guerra directa contra el narcotráfico o las desigualdades sociales en su país a través de sus viñetas.

El artista fue despedido hace cinco meses de "El Heraldo" por una caricatura relacionada con el golpe de Estado de 2009 y que criticaba de manera no tan velada al propio dueño del diario para el que trabajaba, aunque sigue publicando en "The New York Times".

"Los que censuran, mandan, reprimen o condenan tienen las manos manchadas de sangre y yo sólo de tinta. Vivo en un país donde una bala cuesta menos que el periódico donde aparecerá la foto de la víctima", manifestó al recoger su galardón.

Por su parte, Alamilla ha ejercido la profesión periodística durante más de 29 años como columnista en el diario "Prensa Libre de Guatemala", como corresponsal de Radio Educación de México y en medios internacionales, entre otros.

Actualmente es directora de la ONG Cerigua (Centro de Reportes Informativos sobre Guatemala), que fue fundada el 8 de agosto de 1983 para contribuir a romper el cerco informativo que tradicionalmente limitaba el derecho a la información en el país por medio de sus servicios de agencia de prensa.

"Alamilla realiza un trabajo ejemplar con Cerigua para documentar abusos, luchar contra la impunidad y defender a los trabajadores de los medios de comunicación", aseguró Lempen.

"La indiferencia y el silencio matan. Hay que construir una coraza para garantizar la seguridad de los periodistas que ejercen asumiendo los riesgos y peligros del crimen organizado y el narcotráfico", sentenció tras ser apremiada Alamilla.

En lo que va de año, de los 51 periodistas que ya han perdido la vida en el ejercicio de su profesión, cuatro han sido asesinados en Brasil, dos en Guatemala, dos en México, dos en Paraguay, uno en Perú y otro en Ecuador.

Durante la ceremonia, también se sensibilizó con la violencia contra los periodistas latinoamericanos el dibujante suizo-libanés del "International Herald Tribune", Patrick Chappate, quien visitó hace unos meses Ciudad de Guatemala para realizar un taller con humoristas gráficos de la región, donde conoció al premiado hondureño.

Tras su visita a Guatemala, Chappate publicó un reportaje centrado en las "maras", las violentas pandillas urbanas infiltradas por el narcotráfico, que matan "por 50 o 100 quetzales" (unos 5 a 10 dólares), y que corroen a la sociedad y las entrañas del Estado.

"Bravo a McDonald y a Alamilla, y bravo a la PEC por dar luz a las condiciones de trabajo de los periodistas que ejercen afectados por los narcotraficantes y la represión policial", reza un comunicado leído por la PEC y con el que Chappate quiso disculpar su ausencia en la entrega de premios.