•   Miami, Florida, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

"Andrea", la primera tormenta tropical de la temporada de huracanes en la cuenca atlántica, se intensificó ligeramente al alcanzar sus vientos máximos los 100 kilómetros por hora, cuando está a punto de tocar tierra en la costa oeste de Florida.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. indicó en su boletín más reciente que "Andrea" se halla a unos 55 kilómetros al norte-noroeste del cayo de Cedar y a unos 130 kilómetros al sureste de Tallahassee, la capital del estado.

Se desplaza rápidamente en dirección noreste con una velocidad de traslación de 28 kilómetros por hora y mantiene vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora, con ráfagas más fuertes, señalaron los meteorólogos del CNH, con sede en Miami.

"El centro de la tormenta, que arrastras fuertes lluvias, tocará tierra en la costa oeste dentro de una o dos horas ", indicó a Efe Dennis Feltgen, meteorólogo del CNH.

Sigue vigente un aviso de tormenta (paso del sistema en 36 horas) para la costa oeste de Florida, desde Boca Grande al río Ochlockonee, y para la costa este del país desde Flagler Beach al Cabo de Charles Light, en Virginia.

Se mantiene una vigilancia de formación de tornados en la mayor parte de la península floridana, donde ya se han registrado daños, aunque menores, cerca de Sarasota, al sur de Tampa, y en el condado de Broward (costa este).

El gobernador de Florida, Rick Scott, señaló desde el Centro de Operaciones de Emergencia del Estado que ya se han registrado ocho tornados y que esta tormenta debe ser un "recordatorio de que es necesario estar preparados cuando arranca la temporada de huracanes".

Scott señaló que, afortunadamente, esta tormenta cruzará muy rápida por Florida, por lo que no es necesario que la gente suspenda los planes de viajes, de haberlos hecho.

Ya se han registrado fuertes precipitaciones en zonas de la costa oeste y "Andrea" podría dejar hasta quince centímetros de lluvia en algunas zonas del estado.

Según un probable patrón de trayectoria, "el centro de la tormenta alcanzará pronto la zona conocida como Big Bend", y luego se moverá hacia en noreste y continuará por la costa este estadounidense", para perder sus características tropicales el sábado.

Un total de 25 parques naturales del estado permanecen cerrados al público y han sido evacuados, al tiempo que se registran retrasos y numerosas cancelaciones de eventos hoy en todo el estado.

Según los cálculos de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EE.UU. (NOAA, por su sigla en inglés), entre junio y noviembre, incluidos, se prevé esta temporada la formación en el Atlántico de 13 a 20 tormentas tropicales y de 7 a 11 huracanes, de los que entre 3 y 6 pueden ser de gran intensidad, con vientos superiores a los 177 kilómetros por hora.

De cumplirse estos pronósticos, la temporada será claramente más activa de lo normal (12 tormentas tropicales, 6 huracanes, 3 de ellos de categoría superior).