•   Estambul, Turquía  |
  •  |
  •  |
  • AFP y EFE

El comisario de Ampliación de la Unión Europea, UE, advirtió este viernes en Estambul contra el uso excesivo de la fuerza en la represión de las protestas que agitan a Turquía, pero descartó que la actual crisis comprometa las negociaciones de adhesión de ese país al bloque.

"Las manifestaciones pacíficas constituyen una vía legítima de expresión de las opiniones (...). El recurso excesivo a la fuerza policial no tiene cabida en una sociedad democrática", dijo el comisario Stefan Füle en un discurso en presencia del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan.

"Permítame (...) llamar a Turquía a no abandonar sus valores de libertad y de respeto de los derechos humanos. Y permítame asegurarle que, por nuestra parte, no tenemos la intención de abandonar el proceso de adhesión de Turquía a la UE", agregó.

"Pido a Turquía que no abandone sus valores básico sobre libertades y derechos. Y déjenme decir también que estamos de su lado y que no tenemos intención de abandonar la adhesión de Turquía a la UE. Tenemos que tener éxito juntos", dijo Füle.

Varios países europeos denunciaron las brutalidades policiales contra los manifestantes que desde hace ocho días reclaman la renuncia de Erdogan.

La jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, llamó este viernes a las autoridades turcas a actuar "en conformidad con el estado de derecho".

"Observamos la evolución en Turquía y pensamos que los manifestantes están en un estado de derecho y por esa razón hay que comportarse con los manifestantes en conformidad con el estado de derecho", declaró.

Según el último balance de la Asociación de Médicos Turcos, la represión y los enfrentamientos dejaron tres muertos (dos manifestantes y un policía) y 4,785 heridos, 48 de ellos de gravedad.