elnuevodiario.com.ni
  •   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Naciones Unidas indicó el viernes que Rusia no puede enviar tropas para la fuerza de paz en la Meseta del Golán, luego de que el presidente Vladimir Putin mostrara la disposición de su país de reforzar ese cuerpo.

Rusia no puede legalmente enviar tropas porque es uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, recordó el portavoz Martin Nesirky.

"Apreciamos la oferta de Rusia de proveer tropas para el Golán. Pero el acuerdo y protocolo entre Siria e Israel no permite la participación de miembros permanentes del Consejo de Seguridad" en esa fuerza de paz, dijo Nesirky a periodistas.

Putin ofreció este viernes fuerzas rusas para sustituir al contingente austríaco que se retirará de la Meseta del Golán debido a la extensión del conflicto sirio a esta zona de contacto entre Israel y Siria.

Interrogado sobre la objeción expresada por la ONU, el embajador ruso Vitali Tchourkine dijo que Moscú "conoce ese documento pero considera que los tiempos han cambiado". El protocolo "fue firmado hace 39 años en plena Guerra Fría, mientras que ahora el contexto es totalmente diferente y la FNUOS (Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación) en el Golán está en peor posición".

"Proponemos salvar la FNUOS, pero eso exige evidentemente resolver este problema", concluyó.

El Consejo de Seguridad celebraba la tarde del viernes consultas a puerta cerrada sobre la FNUOS. "Continúan las conversaciones" para reemplazar a los cascos azules austríacos, comentó a la prensa el jefe de las operaciones de mantenimiento de la paz, Herve Ladsous.

La FNUOS fue creada el 31 de mayo de 1974 por el Consejo de Seguridad, tras la retirada acordada de las fuerzas de Israel y Siria de la Meseta del Golán, al sur-oeste de Siria, en gran parte ocupada por Israel, y desde entonces es responsable de hacer cumplir el alto el fuego.

La misión cuenta con mil observadores de Austria, Filipinas e India. Ha sufrido reiterados ataques y se ha visto obligado a reducir sus patrullas. Cascos azules filipinos fueron secuestrados en dos ocasiones en los últimos meses.