elnuevodiario.com.ni
  •   Estambul, Turquía  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El vice primer ministro turco, Huseyin Celik, consideró este sábado que la situación en Turquía está "bajo control" tras nueve días de manifestaciones en todo el país que exigen la dimisión del jefe de gobierno, Recep Tayyip Erdogan.

"El proceso (de las manifestaciones) está bajo control del gobierno, se normaliza y cada vez es más razonable", dijo Celik a la prensa tras una reunión en Estambul de los dirigentes del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) junto a Erdogan.

"Estamos dispuestos a responder a todas las exigencias razonables, democráticas y que respeten la ley. Nuestra puerta y nuestros corazones están abiertos a todos aquellos que quieren dialogar", prosiguió.

El vice primer ministro repitió que su gobierno respeta la forma de vida de todos los turcos.

"La manera en que la gente vive, sus elecciones personales, sus creencias, sus religiones son todas respetables para nosotros", dijo Celik en respuesta a las críticas de los manifestantes que acusan al poder de querer "islamizar" la sociedad.

"Si hay defectos, estamos dispuestos a corregirlos", insistió.

Preguntado por la prensa, Celik descartó la posibilidad de celebrar elecciones anticipadas para resolver la crisis. "El gobierno funciona como un reloj", consideró. "No se decide adelantar las elecciones porque la gente se manifieste".

Celik también descartó las sanciones que los manifestantes exigen contra los responsables de la policía. "El primer ministro no cortaría cabezas sólo porque algunos lo quieren", zanjó.