elnuevodiario.com.ni
  •   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La iglesia católica de El Salvador denunció este domingo que el caso de Beatriz, la joven que dió a luz a una bebé con malformación cerebral, fue usado para intentar "abrir una puerta" para legalizar el aborto, por lo que llamó a "defender" la ley que penaliza esa práctica.

"Era una intención torcida la que se tenía, hubo cosas que se dijeron de Beatriz y que no eran verdad y quedaron en evidencia; con este caso lo que querían es dejar abierta la puerta para promover la práctica del aborto", señaló el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, en una rueda de prensa tras oficiar la misa dominical en la catedral de San Salvador.

El pasado 3 de junio, mediante una cesárea, Beatriz dió a luz a una bebé anencefálica (sin desarrollo cerebral completo) luego de llevarla en el vientre por 26 semanas. La niña murió cinco horas después de que a la madre se le practicara la cesárea.

Beatriz, nombre ficticio para proteger su identidad, madre de otro niño de un año, fue diagnosticada con lupus eritematoso discoide, una enfermedad que debilita el sistema inmunológico, ante lo cual y argumentando el riesgo para su vida, pidió permiso para abortar.

No obstante, la sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) desestimó la petición y le negó el aborto terapéutico.

De momento, la joven de 22 años se recupera del procedimiento quirúrgico en el estatal hospital de Maternidad de San Salvador.

Este domingo el arzobispo de San Salvador recordó que la decisión que tomó la Sala de lo Constitucional de desestimar el pedido de aborto terapéutico de Beatriz, fue "acertada", pues "se protegió la vida de la niña dentro del vientre", aunque lamentó que la bebé muriera posteriormente.

Escobar además criticó que organismos internacionales, que no mencionó, "se entrometieran con su prepotencia" para que se permitiera el aborto terapéutico a Beatriz.

"No va a ser tan fácil que nos impongan una ley para hacernos querer cambiar las leyes que tenemos y que prohíben el aborto y por eso llamo a la sociedad a estar atentos, el aborto es un asesinato a la persona no nacida, debemos cuidar nuestra legislación", concluyó el prelado católico salvadoreño.