•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AP

La Sociedad Interamericana de Prensa alertó el martes en el informe de conclusiones de su Asamblea que en el último semestre observa cuatro importantes tendencias en amenazas a la libertad de expresión, entre ellas la creciente violencia contra periodistas.

"Hay un preocupante aumento de la violencia física contra periodistas y atentados contra medios cuya consecuencia más grave fue el asesinato de ocho periodistas en Bolivia, Ecuador, Guatemala, México y Venezuela", señaló la SIP.

En el documento, la Sociedad subraya otros tres factores que ponen en riesgo el ejercicio de la libertad de prensa.

La SIP apunta al deterioro de las relaciones entre gobiernos y prensa, caracterizado por constantes y sistemáticas agresiones verbales provenientes de altas autoridades con el objeto de desprestigiar la labor periodística.

Además, denuncia el uso inapropiado de fondos públicos por parte de gobiernos para presionar y discriminar a los medios de comunicación a través de la publicidad oficial.

Y, finalmente, destaca la aprobación de leyes de acceso a la información pública en varios países, pero manifiesta que numerosas excepciones podrían comprometer su efectividad.

Por países el informe señaló que en Argentina continúan las agresiones por parte del "Poder Ejecutivo contra medios y periodistas, especialmente durante los meses de conflicto entre el gobierno y el agro".

En Brasil, denunció que varias decisiones judiciales han dado lugar a condiciones de censura previa y que el gobierno ha sometido un proyecto de ley sobre intercepciones telefónicas que amenaza con coartar el libre ejercicio periodístico.

En cuanto a Bolivia, la SIP dijo que el presidente Evo Morales ha mantenido una política de agresión contra los medios que critican su administración y consideró procupante el contenido de la nueva constitución, que incluye "claras amenazas a la libertad de prensa y al ejercicio de la labor periodística".

Sobre Colombia, el estudio reconoció que se ha reducido el clima de violencia contra periodistas, pero matizó que un proyecto de ley sobre el derecho a la información "no aplica estándares internacionales".

En Cuba, tras la devastación producida por los huracanes Gustav e Ike, la SIP señaló que el gobierno redobló esfuerzos para limitar y censurar información y recordó que 26 periodistas continúan privados de su libertad en cárceles cubanas.

En Ecuador, dijo que el presidente Rafael Correa agudizó su actitud agresiva contra los medios y argumentó que algunos medios en poder del gobierno han sido utilizados para difundir excesiva propaganda gubernamental.

Sobre México, el informe puso de manifiesto que la espiral de violencia generada por el crimen organizado, en especial el narcotráfico, ha tenido consecuencias graves para el ejercicio del periodismo y aseguró que persisten los asesinatos y agresiones contra periodistas.

En Venezuela, la SIP señaló que gracias a la puesta en vigencia por decreto de 26 leyes que "contradicen el resultado del referéndum del 2 de diciembre", el presidente Hugo Chávez tiene facultades para expropiar cualquier empresa privada, incluyendo medios de comunicación.

Además, consideró que que el gobierno de Chávez continúa con su estrategia de amenazar con el cierre de medios, culpar a los independientes de ser parte de conspiraciones y echar del país a organizaciones como Human Rights Watch que denuncian violaciones a los derechos humanos.

Además del informe de conclusiones, la jornada de clausura de la 64ma Asamblea de la SIP se cerró con el nombramiento del colombiano Enrique Santos Calderón como nuevo presidente de la Sociedad y un discurso del jefe del gobierno español.

José Luis Rodríguez Zapatero resaltó durante su intervención el papel que juegan los medios de comunicación y anunció que promoverá una ley para garantizar el mayor acceso posible de los españoles a la información pública.