•  |
  •  |
  • AP

Las autoridades detuvieron a once personas por crimen de un universitario que murió la semana pasada de un disparo en el rostro en una ciudad del suroccidente de Venezuela, uno de los casos consecutivos que conmocionaron al país.

Los detenidos fueron imputados por la Fiscalía General de los delitos de "homicidio intencional calificado, en grado de complicidad correspectiva; ocultamiento de armas de fuego, y asociación para delinquir", informó en un comunicado el Ministerio Público.

El estudiante de criminología de la Universidad de Los Andes, Oscar Alberto Contreras Dugarte, murió el 3 de octubre aparentemente cuando trató de resistirse al robo de su carro en la ciudad de Mérida, a unos 500 kilómetros al suroeste de Caracas.

El crimen de Contreras Dugarte, de 26 años, ocurrió un día después del asesinato del dirigente estudiantil, Julio Soto, quien murió el primero de octubre de varios disparos cuando se desplazaba en una camioneta por una avenida de la ciudad occidental de Maracaibo.