•   Lima  |
  •  |
  •  |
  • AFP y El Comercio

Miles de estudiantes y docentes de universidades estatales marcharon pacíficamente el viernes hacia el Congreso Nacional, en rechazo a un proyecto de ley gubernamental que, según las críticas, restringiría la autonomía de las universidades, constató la AFP.

Los manifestantes entregaron en el Congreso un pedido de suspensión del debate de esa ley, que podría aprobarse en dos semanas, hasta que se acredite a delegados universitarios en el debate parlamentario.

“Invocamos al Poder Legislativo el respeto a la autonomía universitaria. Queremos que nuestra voz sea escuchada, que la ley garantice la excelencia de la educación superior”, dijo a periodistas el Rector de la Universidad Nacional de San Marcos, Pedro Cotillo.

Cotillo sostuvo que la nueva ley universitaria solamente pondrá en manos de los “políticos de turno” a las casas de estudios. En esa línea, criticó la intención de algunos miembros de la Comisión de Educación, de aprobar un proyecto que crear una Superintendencia de Acreditación Universitaria, dependiente del Ministerio de Educación.

“La creación de una Superintendencia adscrita al Ministerio de Educación viola la autonomía, en la medida de que su titular va a legislar, gobernar y administrar todas las universidades del país. Y como dependerá del ministerio, dependeremos del político de turno. Eso no es la esencia de la autonomía”, manifestó en conferencia de prensa en el Congreso.

En la masiva marcha, que congregó a unas 4,000 personas, participaron docentes, estudiantes y trabajadores que reclamaron, además, mayores recursos económicos para poder financiar sus labores.

“Perderíamos la autonomía administrativa y económica si el Congreso aprueba esta ley”, dijo a la AFP, Leonardo Acevedo, dirigente universitario en San Marcos.