•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

La Iglesia nuevamente pidió un cese a la violencia contra los viejitos que se mantienen en protesta, demandando el pago de una pensión reducida.

Monseñor Leopoldo Brenes, acompañado por monseñor Silvio Báez y  monseñor Miguel Mántica, visitó el punto de concentración de los protestantes, en la Calle Colón, donde a las 4 de la mañana de ayer los manifestantes fueron atacados por un grupo de “encapuchados”.

“Pedimos que se respete el derecho de los nicaragüenses a manifestarse pacíficamente”, dijo Monseñor Báez al tiempo que criticó los ataques.

Así mismo, el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep,  a través de un comunicado, pidió al gobierno “acciones coherentes y,  sobretodo, acciones que no promuevan la confrontación para eliminar la tensión social que prevalece”, entorno al reclamo de pensión reducida que hacen quienes no alcanzaron las 750 cotizaciones establecidas.

Los viejitos protestan desde hace siete días en los alrededores del Instituto de Seguridad Social, INSS, que ha sido escenario de hechos violentos, el último fue ayer a eso de las 4 de la mañana.

El Cosep, condenó esas agresiones contra los miembros de la Unidad Nacional del Adulto Mayor, UNAM, y solicitó a lo inmediato, la instalación de una mesa de diálogo “respetuoso”.

“Condenamos la utilización de fuerzas de choque que han sido utilizadas para amedrentar y agredir a humildes ancianos y jóvenes”, expresó el Cosep al tiempo que pidió a la Policía Nacional garantizar la seguridad y respeto a la dignidad ciudadana.

“Creemos que las soluciones a los problemas de nuestro país se deben buscar a través de la cultura del dialogo y la negociación, y no a través de la cultura de intolerancia e irrespeto a la dignidad humana”, concluye la nota de prensa del Cosep, en la que secundan el llamado de Monseñor Brenes al pedir que  “No nos enfrentemos entre nosotros”.