• Moscú |
  • |
  • |
  • AFP

El exagente estadounidense Edward Snowden no tomó el vuelo Moscú-La Habana para el que había reservado un pasaje este lunes, y se hallaba en paradero desconocido ante la irritación de Washington, que lo busca por traición, y acusa a Rusia de ayudarlo a huir de la justicia.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó este lunes que su país analizará “muy responsablemente” el pedido de asilo presentado por Edward Snowden, mientras Rusia está estudiando la demanda de extradición presentada por Washington, de este joven de 30 años que reveló la existencia de un gigantesco programa de los servicios de inteligencia estadounidenses de vigilancia por internet.

A su vez el presidente estadounidense, Barack Obama, dijo en Washington que su gobierno estaba “siguiendo todas las vías legales adecuadas y trabajando con varios países para asegurarnos de que se cumpla la ley”.

El presidente remitió, luego, al Departamento de Justicia estadounidense, cuando las autoridades norteamericanas buscan persuadir a Rusia de que expulse a Snowden y le impida huir a otro país, como Ecuador, al que pidió asilo.

Un poco antes la Casa Blanca había advertido de que la decisión de permitir que Snowden abandonara Hong Kong había dañado los esfuerzos por reconstruir la confianza en las relaciones entre China y Estados Unidos, y que esperaba que Rusia entregara al fugitivo.

Por su parte, el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, aseguró que Snowden abandonó Hong Kong el domingo con un “documento de refugiado” emitido por Ecuador, e informó que está “sano y seguro”, en una teleconferencia organizada por su organización.

No viajó a Cuba

Las informaciones contradictorias sobre la suerte de Snowden se multiplican, ya que aparentemente no embarcó en el vuelo Moscú-La Habana que despegó a primera hora de la tarde y en el que estaba registrado para hacer escala en Cuba y recalar en Ecuador.

Los periodistas de la AFP a bordo del avión de la compañía rusa Aeroflot, con destino a Cuba, no vieron a Snowden entre los pasajeros, y una fuente de los servicios de seguridad de Moscú confirmó esa ausencia.

Pero según una fuente cercana al caso citada por la agencia Interfax, Snowden ya abandonó Rusia. “Edward Snowden probablemente ya abandonó Rusia. Pudo tomar otro avión. Es poco probable que los periodistas fueran testigos del despegue de su avión”.

Snowden llegó el domingo a Moscú desde Hong Kong, donde se hallaba refugiado desde el 20 de mayo. En Hong Kong, una zona administrativa china difundió sus explosivas informaciones sobre el espionaje estadounidense.

El exagente estaba registrado en un vuelo de la compañía Aeroflot procedente de Hong Kong con destino Moscú, pero no fue visto en el sector de control de pasaportes de la terminal F del aeropuerto Moscú-Sheremetievo.

Snowden pudo viajar a Moscú ante la irritación de Estados Unidos, que había solicitado su detención.

El secretario de Estado, John Kerry, advirtió el lunes a China y a Rusia de las consecuencias que tendrá para sus relaciones con estos países la confirmación de que ignoraron el pedido de extradición.

Según la agencia Interfax, que citó a fuentes cercanas al caso, Rusia estaba estudiando la demanda de extradición de Snowden presentada por Washington.

Sin embargo, la fuente dijo que Rusia no tiene derecho a detener ni a deportar a Snowden “en la medida en que no cruzó la frontera rusa”. Rusia no tiene acuerdo de extradición con Estados Unidos.

“No tengo ninguna información sobre Snowden”, dijo por su lado a la AFP el portavoz del Kremlin, Dmitri Pekov.

Por su parte, el gobierno de Hong Kong adujo que por razones jurídicas no podía ejecutar el pedido de captura transmitido por Estados Unidos.

Ecuador sopesa asilo

El presidente ecuatoriano Rafael Correa anunció este lunes que su país analizará la petición de asilo presentada por el exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense.
“Tengan la seguridad de que analizaremos muy responsablemente el caso Snowden y tomaremos con absoluta soberanía la decisión que creamos más adecuada”, sostuvo el mandatario en su cuenta de la red social Twitter.
El ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño, ya había confirmado desde Hanoi, donde se encuentra de visita, que el gobierno de Correa examina la petición.
El caso atañe a “la libertad de expresión y la seguridad de los ciudadanos en el mundo”, así como a “la confidencialidad de las comunicaciones”, dijo Patiño, quien defendió el pedido de asilo.
El exjuez español Baltasar Garzón anunció este lunes que está estudiando una petición de asesoramiento jurídico de Snowden.