elnuevodiario.com.ni
  • Tegucigalpa |
  • |
  • |
  • EFE

La familia del periodista hondureño Aníbal Barrow, secuestrado el lunes en la ciudad de San Pedro Sula, norte del país, clamó ayer por su pronta liberación y que regrese a casa “sano y salvo”.

En un mensaje a través de la red social Facebook, los familiares expresaron que están viviendo una situación de “angustia e incertidumbre” desde la desaparición de Barrow, director y conductor de un programa de opinión en el Canal Globo TV.

“Tenemos fe en que nuestro papá, esposo, abuelo, hermano y amigo estará pronto con nosotros sano y salvo”, subraya el mensaje de la familia del comunicador, que además es ingeniero agrónomo de profesión y docente universitario.

La familia del periodista expresó que se han sentido fortalecidos por los mensajes de solidaridad que han recibido a través de las redes sociales por parte de diversos sectores que reconocen el trabajo de Barrow.

El secuestro se produjo el lunes por la tarde en las cercanías del Estadio Olímpico Metropolitano de San Pedro Sula, donde reside el comunicador.

Según la prensa local, Barrow se conducía con su chofer, una nuera y un nieto en un coche particular cuando fue secuestrado por desconocidos armados.

Los captores liberaron al chofer y a los familiares del periodista, cuyo vehículo fue hallado “en el lugar denominado El Bálsamo, jurisdicción del municipio de Villanueva, Cortés, con indicios hemáticos (sangre) en el interior del automotor, específicamente en el lado del conductor”, indicó la Policía Nacional en un comunicado.

“La Policía Nacional ha aunado esfuerzos de investigación para dar con el paradero de la víctima y los supuestos responsables” del secuestro, añadió la escueta nota oficial.

En Honduras el periodismo se ha convertido en una profesión de alto riesgo por los frecuentes asesinatos de comunicadores, sin que las autoridades investiguen y capturen a los autores intelectuales y materiales.

Impunidad

Entre 2010 y 2013 en el país centroamericano han sido asesinados 28 periodistas, de los que solamente un caso ha sido investigado.