• Washington |
  • |
  • |
  • EFE

Las lágrimas y los vítores de alegría de cientos de personas en las escalinatas del Tribunal Supremo arroparon hoy las dos sentencias históricas del Tribunal Supremo de EEUU a favor de la comunidad homosexual.

Frente a una marea de banderas arcoiris, los móviles comenzaron a dar las primeras noticias, poco después de las 10 de la mañana en Washington (14.00 GMT), de que las parejas del mismo sexo deben ser reconocidas como iguales a nivel federal.

Los mensajes de móvil se fueron traduciendo en gritos de júbilo, que se ampliaron cuando se conoció que la segunda sentencia pendiente, sobre la ley que prohíbe el matrimonio homosexual en California, también se inclina a favor de gay y lesbianas, lo que adelanta el principio del fin de proposiciones similares en éste y otros estados.

Pese al insistente sol y las altas temperaturas, parejas de todas las edades celebraron con besos y abrazos un día histórico para la comunidad gay de Estados Unidos.

"Como hombre gay casado no puedo creer lo que estoy viviendo. Estar aquí hoy y leer en el friso del Supremo 'Justicia e igualdad bajo la ley' y ver que por fin es verdad para nosotros es emocionante", explicó a Efe Steven Baines.

Grupos religiosos, organizaciones de gais y lesbianas, parejas jóvenes y mayores se unieron a la celebración bajo lemas como "Igualdad para todos", "Yo también merezco poder divorciarme" o "Gracias Edie Windsor, nuestra héroe", en homenaje a la mujer que denunció ante el Supremo la ley DOMA, que define el matrimonio como la unión de hombre y mujer.

Megan Heffernan, que reside en California, dijo que finalmente podrá constar como legalmente casada en el estado más populoso de Estados Unidos. "Por fin yo y mi mujer podremos disfrutar de los derechos de ser un ciudadano de este país", celebró.

"Este es solo el comienzo, ahora va a afectar a cada estado y en unos pocos años todas las personas de este país tendrán los mismos derechos", opinó Heffernan.

Andrés Gaviota, un puertorriqueño que ondeó su bandera hoy frente al Supremo, confió que la decisión de declarar DOMA inconstitucional pueda llevar a la igualdad de derechos para parejas del mismo sexo en Puerto Rico.

Personalmente para Gaviota la posibilidad de que los beneficios del matrimonio sean reconocidos a nivel federal para todos podría evitar que su novio mexicano tenga que abandonar el país y eso abre la puerta para una vida juntos sin tener que depender de la caducidad del visado.

"Para la comunidad gay y la comunidad hispana esto es un paso histórico, nos reconoce como personas. Tenemos que ver ahora cómo esto se aplica en la ley y si elimina los obstáculos en todos los estados del país", opinó un emocionado Gaviota.