•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, inicia hoy su quinto y último año de mandato en medio de reconocimientos por los logros alcanzados, principalmente en materia económica, pero también con críticas por la forma “autoritaria” y de “confrontación” que le achacan a su gestión.

Martinelli presenta hoy su penúltimo informe a la nación en la apertura de las sesiones ordinarias de la Asamblea Nacional.

Durante su gestión, respaldada por el 54% de los panameños a mediados de junio, la actividad económica ha tenido un impacto positivo en el desempleo y en la pobreza, cuyos índices entre 2009 y 2012 pasaron de 6.6 al 4% y del 33.4 al 25.8%, respectivamente.

El ministro panameño de la Presidencia, Roberto Henríquez, indicó a Acan-Efe que la Administración Martinelli tuvo desde un inicio “un norte claro”, que era, entre otros planes, impulsar una agenda de inversiones y reformas, como fue la reforma fiscal.

“Estamos construyendo obras que el pueblo panameño necesitaba (...), nuevos hospitales, una red vial moderna, nuevos aeropuertos, la cadena de frío, el Metro para la ciudad de Panamá; en pocas palabras, le hemos traído a nuestro país esperanza en el futuro”, señaló Henríquez.

Precisó que en lo referente a la deuda su relación respecto al Producto Interior Bruto cayó del 45.41% en 2009 al 39.35% en 2012.

El analista político Mario Rognoni considera que las obras ejecutadas en esta Administración, así como las que se construyen, y los subsidios directos e indirectos otorgados a la población, los cuales rondan los US$2,000 millones, le han dado a Martinelli la aprobación de la sociedad panameña.

“El presidente (Martinelli) ha mezclado bien el subsidio con obras concretas, lo que le da una aprobación del pueblo y de la sociedad en general”, sostuvo Rognoni a Acan-Efe.

Críticas

Para el catedrático universitario Miguel Antonio Bernal, “cada quien habla de la fiesta según le va en ella”, ya que es necesario entrelazar la “mejoría de la economía” que sostiene el Gobierno, con el “aumento de la deuda pública, la perversa distribución de la riqueza (...) y el aumento del porcentaje de la pobreza”.

“Ellos podrán utilizar la propaganda y la publicidad para vanagloriarse de algo, pero creo que esto se derretirá apenas nos permitan que el sol salga para todos”, puntualizó Bernal a Acan-Efe.