elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Croacia se convierte el lunes en el 28 miembro de la Unión Europea, tras diez años de arduas negociaciones, y celebrará su ingreso a la UE, pese a las incertidumbres económicas que pesan sobre esta exrepública yugoslava independiente desde 1991.

“El 1 de julio (...) abre una nueva perspectiva, un nuevo mundo para nosotros”, declaró el sábado el primer ministro croata, Zoran Milanovic, al Parlamento de su país.

Simbólicamente, se sacarán los carteles de “Aduana” de la frontera con Eslovenia, la única de las repúblicas de la antigua Yugoslavia que hasta ahora había adherido a la UE (en 2004) tras las guerras balcánicas de los años 90.

En la noche del domingo, unos 700 artistas, incluyendo cantores, músicos y bailarines ofrecerán distintos espectáculos, y varios dirigentes, como el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, o el presidente croata Ivo Josipovic, se dirigirán a los presentes. Se piensa que miles de personas concurrirán a las celebraciones.

Hace diez años, la mayoría de los croatas veía la adhesión como una forma de dar vuelta la página de las guerras de los años 90, pero las largas negociaciones y las exigencias de Bruselas para allanar el camino convirtieron a muchos en euroescépticos.

Preocupación

Los datos macroeconómicos de Croacia preocupan: el país está en recesión desde 2009, y la desocupación afecta al 21% de la población activa. Su PIB es un 39% inferior al del promedio del bloque y solo supera al de Rumania y Bulgaria, según datos oficiales europeos.

Para colmo, la propia UE está confrontada a la crisis de la deuda de la Eurozona.