•   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La oposición egipcia dio el lunes un día de plazo al presidente Mohamed Mursi para presentar su renuncia tras las masivas manifestaciones de la víspera, que dejaron 16 muertos, contra el mandatario cuya investidura ocurrió hace un año.

"Damos a Mohamed Mursi plazo hasta el martes 2 de julio a las 17H00 [15H00 GMT] para dejar el poder y permitir a las instituciones estatales preparar una elección presidencial anticipada", afirmó un comunicado de Tamarod ("rebelión" en árabe) publicado en su página web.

Si Mursi no renuncia, "el martes a las 17H00 comenzará una campaña de desobediencia civil total", agregó el comunicado.

En El Cairo, la sede de los poderosos Hermanos Musulmanes, a los cuales pertenece Mursi, fue incendiada. Luego, la muchedumbre saqueó el edificio, dijo un corresponsal de la AFP.

El grupo Tamarod afirma haber reunido más de 22 millones de firmas de personas que dicen no tener confianza en Mursi.

Esta organización lanzó las protestas durante las cuales millones de personas salieron a manifestar el domingo exigiendo su partida, en el primer aniversario de su investidura.

Mientras tanto, Mursi se mantenía firme e insistía en que la única forma de seguir adelante era el diálogo, al tiempo que aumentaban los pedidos de que el ejército interviniera.

Tamarod llamó a las Fuerzas Armadas, la policía y al aparato judicial a "posicionarse claramente del lado de la voluntad popular representada" por las masivas manifestaciones del domingo.

Este movimiento rechazó por otra parte el llamado al diálogo lanzado el domingo por el presidente Mursi.

"Resulta imposible aceptar medidas insuficientes. La única alternativa es el fin pacífico del poder de los Hermanos Musulmanes y su representante Mohamed Mursi", afirmó el comunicado de Tamarod.

El líder opositor Hamdeen Sabbahi pidió una intervención militar si Mursi se negaba a renunciar.

El ejército, que dirigió una tumultuosa transición después de la caída de Hosni Mubarak, ya advirtió que intervendría si había importantes disturbios.

"Las fuerzas armadas deben actuar, porque siempre han estado del lado del pueblo", que "ha expresado su voluntad", dijo Sabbahi, quien salió en tercer lugar en las elecciones presidenciales de 2012.