•   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AP

En un inusual movimiento coordinado, la Reserva Federal y otros importantes bancos centrales del mundo recortaron el miércoles las tasas de interés para evitar que una creciente crisis financiera se convierta en un colapso económico global.

La decisión causó altibajos en la Bolsa de Valores de Nueva York, donde los principales indicadores entraron y salieron de territorio positivo. En ocasiones el promedio industrial Dow Jones perdió más de 200 puntos y en otras repuntó más de 100.

Las otras bolsas fuertes se tambalearon por preocupaciones de que la medida no ayudaría de inmediato a disminuir la penuria causada por la crisis financiera.

La Reserva Federal bajó su tasa principal de 2 por ciento a 1,5 por ciento. En Europa, que también ha sido golpeada fuertemente por la crisis financiera, el Banco de Inglaterra redujo en medio punto porcentual su tasa clave a 4,5 por ciento, mientras que el Banco Central Europeo disminuyó su tasa en medio punto a 3,75 por ciento.

Los bancos centrales de China, Canadá, Suecia y Suiza también redujeron sus tasas. El Banco de Japón dijo que apoyaba fuertemente esas acciones.

"La reciente intensificación de la crisis financiera ha aumentado el riesgo de una disminución del crecimiento (económico)", dijo la Fed al explicar la acción coordinada, el más reciente de una serie de movimientos prominentes para tratar de reanimar el crédito y revivir la economía global.

El índice Dow Jones, que ha perdido 875 puntos esta semana, cerró con una pérdida de 189,01 unidades el miércoles.

El secretario estadounidense del Tesoro, Henry Paulson, señaló el miércoles que los mercados financieros mundiales continúan muy tensos y subrayó la necesidad de tomar acciones rápidas para implementar el programa de rescate financiero del gobierno por 700 mil millones de dólares.

La acción de la Reserva Federal reducirá el costo de préstamos casi de manera inmediata para los clientes de los bancos estadounidenses cuyos préstamos de tasa flotante están vinculados a la tasa de interés preferencial.

Bank of America, Wells Fargo y otros bancos redujeron su tasa preferencial en medio punto a 4,5 por ciento luego del anuncio de la Fed.

El vocero de la Casa Blanca, Tony Fratto, dio la bienvenida a la cooperación entre la Fed y los bancos centrales de otros países para enfrentar la crisis.

"Es importante y útil que los bancos centrales están trabajando de manera coordinada para encargarse de la tensión en el sistema financiero", señaló Fratto.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quien estaba el miércoles en Denver visitando un hospital, también elogió la decisión, pero señaló que el Congreso podría necesitar regresar a sesionar para aprobar otro paquete de estímulo económico por cerca de 150 mil millones de dólares.

El primer plan económico este año cuesta 168 mil millones de dólares y envía cheques por deducción de impuestos a la mayoría de individuos y parejas, otorgando descuentos fiscales a negocios.

La cámara baja aprobó el mes pasado una propuesta de ayuda económica por 61 mil millones de dólares antes de que los legisladores dejarán el Capitolio previo a la elección del 4 de noviembre. Pero un plan similar no logró ser aprobado en el Senado.

Los candidatos presidenciales también aplaudieron la medida coordinada. "Esta es una crisis global que requiere una solución global", dijo el candidato demócrata Barack Obama. Su adversario republicano John McCain espera que la medida "evite que la crisis financiera se propague por todo el planeta".