•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Líderes de organizaciones indígenas de Latinoamérica, reunidos en Guatemala, llamaron este miércoles a la unidad y rechazaron la explotación minera por los daños que provoca al ambiente, en el marco del III Foro Social de las Américas.

"La explotación minera atenta contra la soberanía de los países y la conservación de los recursos naturales", indica una resolución del Encuentro Latinoamericano sobre Minería y Derechos de los Pueblos Indígenas, una de las mesas de trabajo del Foro.

En la reunión participan activistas, dirigentes y expertos de Argentina, Colombia, México, Perú, Bolivia, Ecuador, Canadá y Guatemala, entre otros.

De acuerdo con el dirigente de la Coordinadora Nacional Indígena y Campesina de Guatemala (CONIC), Rodolfo Pocop, la explotación minera sólo beneficia a la oligarquía, violenta los derechos de las poblaciones indígenas y contamina las fuentes hídricas.

Por su parte, el dirigente de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo, el guatemalteco Daniel Pascual, denunció que la minería a manos de empresas trasnacionales provoca la depredación de los recursos naturales del continente.

"Venimos aquí para trabajar y luchar por la vida, no solamente de los seres humanos, sino de todo lo que existe sobre la madre tierra y el universo", agregó la ex diputada guatemalteca Rosalina Tuyuc, de la Coordinadora Indígena Waqib Kej.

"Otra América es posible sólo si se mantiene unida y sustentada en la equidad y la libertad", afirmó, a su vez, el ex presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Ecuador, Alberto Acosta.

Acosta puso como ejemplo que la carta magna que se aprobó hace dos semanas en su país, se logró gracias al esfuerzo conjunto de los sectores indígenas, los afrodescendientes, obreros, campesinos, jóvenes y mujeres.

El Foro Social de las Américas inició el martes y concluirá el domingo con una marcha en el centro de la capital con ocasión del Día de la Resistencia, en alusión al 12 de octubre, fecha en que se conmemora el descubrimiento de América por parte de España en 1492.