•  |
  •  |
  • AFP


La vicepresidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, abandonó este miércoles el gobierno de Oscar Arias para lanzarse como precandidata presidencial del oficialismo, dando un temprano inicio a la campaña electoral de 2010.

"Le presento la renuncia a los cargos de vicepresidenta y ministra de Justicia (...), pero mi corazón y mis principios siguen estando con usted", dijo Chinchilla a Arias al leer su carta de renuncia en un acto en la casa de gobierno, aunque se negó a confirmar su aspiración presidencial hasta que su dimisión no sea recibida por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

Desde hacía meses se rumoreaba que Chinchilla, una politóloga de 52 años de edad, pretendía lanzar su candidatura para suceder a Arias, especulaciones que crecieron hace unos meses cuando el mandatario declaró que le gustaría entregar la banda presidencial a una mujer.

Arias agradeció a su ex colaboradora, pero tampoco comentó la pretensión presidencial de la ex vicepresidenta, quien vestía un traje blanco.

"No puedo referirme a temas electorales, porque me jala las orejas el Tribunal Supremo Electoral", dijo el mandatario, arrancando una carcajada de los asistentes al acto.

Arias dijo a Chinchilla que "como presidente lamento sinceramente tu renuncia, (pues) el gobierno pierde a una persona insustituible, pero como tu amigo comprendo tu decisión y la celebro. No seré yo quien limite tu crecimiento personal y profesional".

La nominación de Chinchilla como candidata del gobernante Partido Liberación Nacional (PLN) no está asegurada, pues hay otros aspirantes.

El PLN nació a mediados del siglo XX como socialdemócrata, pero ahora sus adversarios y hasta dirigentes que abandonaron sus filas consideran que es de derecha.

En agosto pasado, el tribunal electoral amonestó a Arias por expresar que le gustaría entregar el mando a una mujer.

Por esta razón Chinchilla evitó comentar sus próximos pasos, indicando que no hablará hasta que el tribunal electoral le "retire la credencial" de vicepresidenta.

El PLN es considerado el partido más organizado del país y otras figuras del partido también han expresado sus aspiraciones presidenciales, entre ellos el alcalde de San José, Johnny Araya, y el ex ministro de Seguridad Pública Fernando Berrocal.

La principal fuerza opositora, el Partido de Acción Ciudadana, no ha escogido candidato todavía, pero Ottón Solís es el aspirante más seguro para una tercera postulación.

El ex presidente Rafael Angel Calderón Fournier (1990-1994), de la Unidad Social Cristiana, también pretende postularse en 2010, pero primero debe afrontar un juicio por corrupción, fijado para noviembre.

Con la salida de Chinchilla, Arias se queda sin los dos compañeros de su fórmula en las elecciones de 2006. El segundo vicepresidente, Kevin Casas, renunció en 2007 tras una polémica por un documento firmado por él, filtrado a la prensa, con consejos para una campaña sucia en el referéndum del tratado de libre comercio con Estados Unidos.

Por este motivo, de ser necesario, el presidente del Congreso, Francisco Antonio Pacheco, debería sustituir a Arias, según establece la Constitución.

Como ministra de Justicia será juramentada Viviana Martín.