elnuevodiario.com.ni
  •   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los partidarios de Mohamed Mursi convocaron a manifestar masivamente este martes para exigir el retorno al poder del presidente egipcio derrocado por las Fuerzas Armadas, pese a que las nuevas autoridades advirtieron que actuarán de modo "firme" ante la protesta.

En este contexto de bloqueo político, la representante de la diplomacia europea, Catherine Ashton, viajó a Egipto, por segunda vez en menos de dos semanas, donde tiene previsto reunirse con todas las partes.

Ashton, que llegó el domingo por la noche, decidió prolongar su visita hasta el martes para mantener nuevos encuentros, indicó una fuente diplomática.

La Casa Blanca expresó una fuerte condena a los sangrientos actos de violencia del fin de semana y llamó al gobierno egipcio a respetar el derechos a manifestar.

"Estados Unidos condena fuertemente el derramamiento de sangre y la violencia" que tuvo lugar en El Cairo y Alejandría declaró el portavoz adjunto de la Casa Blanca, Josh Earnest, subrayando que el gobierno egipcio tiene "la obligación moral y jurídica" de respetar los derechos de los manifestantes.

Este lunes nueve Organizaciones No Gubernamentales (ONG) exigieron la renuncia del ministro egipcio del interior, Mohamed Ibrahiim, a raíz de la violenta represión del sábado, que causó la muerte de 72 personas, en su mayoría partidarios de Mursi.

Al mismo tiempo, las ONG exhortaron a los Hermanos Musulmanes, que encabezan el movimiento a favor del retorno al poder de Mursi, derrocado por un golpe de estado militar el 3 de julio pasado, que renuncien a la violencia.

Una coalición de grupos islamistas favorables a Mursi llamó el lunes a manifestarse masivamente el martes y a dirigirse a "los edificios administrativos de las fuerzas de seguridad" con el fin de denunciar "el uso de balas reales contra manifestantes pacíficos".

Hoy por la mañana, las Fuerzas Armadas respondieron a ese llamado con volantes de advertencia lanzados desde helicópteros en los lugares donde acampan los partidarios de Mursi.

"Hacemos un llamamiento a no acercarse a las instalaciones o unidades militares. Ayúdennos a proteger su seguridad", decían los volantes dirigidos a los "honorables hijo de la nación".

Sin embargo, nada parece mellar la decisión de los partidarios de Mursi que ratificaron su voluntad de manifestar y llamaron a reunir "un millón de manifestantes" para honrar a los "mártires del golpe de estado".

"Salgan a la calle (el martes) y a las plazas para reconquistar su libertad, su dignidad -usurpadas por un golpe de Estado sangriento- y por los derechos de los mártires asesinados a balazos" por el nuevo poder, agregó la coalición islamista en un comunicado.

El llamamiento a manifestar hace temer una nueva erupción de violencia que agrave el balance de 300 muertos registrado desde hace poco más de un mes.