• San José |
  • |
  • |
  • AFP

Varias madres amamantaron este martes a sus bebés en la calle en la capital costarricense, en una “mamatón” frente a una secundaria estatal contra la prohibición a una alumna de ejercer su derecho a dar de mamar, garantizado por el Ministerio de Educación.

Leda Sequeira quedó embarazada a los 14 años y tras dar a luz retomó sus estudios en el Colegio Superior de Señoritas, una institución de 125 años y con muy alto nivel académico, que tuvo que abandonar después de que la dirección del centro educativo no la autorizara a amamantar.

“Mi mamá pidió los permisos pero se los negaron y no nos decían por qué, solo que no. Y yo al mediodía ya me moría de dolor de pecho (por la acumulación de leche)”, relató la adolescente a la AFP en la puerta del colegio, ubicado en pleno centro de San José.

La joven había pedido permiso en primer término para poder sacarse leche y enviársela a su bebé, pero la directora del centro, Lizbeth Herrera, se lo negó. Luego también rechazó la posibilidad de que llevaran al niño en la pausa del almuerzo para darle de mamar.

Al enterarse del caso por la prensa, la Liga de la Leche, un grupo privado que defiende la lactancia materna, decidió protestar con una “mamatón”, la segunda luego de una en enero en un centro comercial de San José que prohibió a una mujer dar de mamar en público.

Unas 15 mujeres se apostaron el martes frente al Colegio Superior de Señoritas en San José y, sentadas en el suelo, amamantaron a sus bebés para mostrar que no se necesita un lugar especial para hacerlo, en solidaridad con la adolescente Leda Sequeira.