elnuevodiario.com.ni
  • San José, Costa Rica |
  • |
  • |
  • ACAN-EFE

La Policía costarricense detuvo hoy a siete sospechosos del asesinato, hace dos meses, de Jairo Mora, un joven ambientalista que se dedicaba a la protección de tortugas marinas en el Caribe.

El fiscal general adjunto, Carlos Jiménez, confirmó hoy a medios locales que se están realizando múltiples allanamientos en la ciudad de Limón y en la localidad de Cariari, ambas en la zona del Caribe, y no descartó que se den más detenciones en las próximas horas.

La presidenta del país, Laura Chinchilla, felicitó a través de su cuenta de Twitter a las autoridades por sus acciones.

"Celebro las diligencias de autoridades policiales y judiciales. Por lo que él (Mora) representó y porque en Costa Rica no debe haber impunidad", escribió la mandataria.

Según Jiménez, son siete hombres sospechosos de asesinar a Mora en la playa de Moín, aunque hay otras mujeres detenidas por actividades ilícitas relacionadas con estas personas.

El fiscal aseguró que "hay evidencia suficiente para la detención, ahora presentaremos esta evidencia a los jueces y ellos tendrán que valorar el grado de convicción de los elementos".

Dos de los sospechosos del homicidio son nicaragüenses, y el resto costarricenses, y de acuerdo con las autoridades, conformaban una banda dedicada a los asaltos.

"A los detenidos ya se les conocía por asaltos. Algunos de ellos tenían antecedentes penales por asalto y por infracción a ley ambiental", explicó la vocera del Organismo de Investigación
Judicial, OIJ, Marisel Rodríguez.

"En el allanamiento se decomisaron celulares de las víctimas de los atracos. También, se incautaron algunas pertenencias, como bolsos, de las extranjeras que iban con Jairo Mora en momento del asalto", agregó.

Didier Chacón, director de la organización ambientalista Widecast, para la cual trabajaba Mora, afirmó que los avances en el caso los llenan de satisfacción para evitar que el asesinato del joven quede en la impunidad.

"Estamos muy satisfechos porque comienza la justicia, estábamos muy inquietos e inconformes de que esto no se resolviera. Los que hicieron esto lo podrían repetir con cualquiera de nosotros y de cualquier otra persona asociada a nuestro trabajo", Chacón.