•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente estadounidense, Barack Obama, tomó la decisión de anular este miércoles una Cumbre con su par ruso, Vladimir Putin, un desaire a Moscú justificado por la falta de avances en la relación bilateral con el trasfondo del caso Snowden.

Rusia se declaró decepcionada por este anuncio que relacionó con su decisión de dar asilo a Edward Snowden --acusado de espionaje por Washington-- e interpretó la cancelación como una señal de que Washington no está listo para sostener relaciones “en pie de igualdad”.

En su pronunciamiento de este miércoles, Washington no cierra la puerta a la colaboración con Moscú y mantiene la prevista realización de un encuentro entre los secretarios de Estado y de Defensa con sus pares rusos.

“Tras un profundo examen (...) llegamos a la conclusión de que las relaciones bilaterales con Rusia no han registrado avances suficientes recientemente como para que se realice una Cumbre a inicios de septiembre”, señaló un portavoz de la Casa Blanca.

La realización de esa Cumbre había sido anunciada en junio. Pero el encuentro había sido puesto en duda por la Casa Blanca ante las crecientes tensiones entre Washington y Moscú, luego de que las autoridades rusas otorgaran la semana pasada asilo temporal a Snowden.

 

“Decepcionado”

El presidente Barack Obama admitió que estaba “decepcionado” con la decisión de Rusia de conceder asilo a Snowden y señaló que en las relaciones entre los dos países “ha habido momentos en los que hemos vuelto a la manera de pensar de la Guerra Fría y a la mentalidad de la Guerra Fría”.