•   Yemen  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Yemen anunció el miércoles que desarticuló un plan de Al Qaeda para apoderarse de ciudades y de instalaciones petroleras y sabotear un gasoducto, en una jornada en la que siete militantes murieron en un ataque de un drone.

“El principal objetivo del plan era tomar el control de las ciudades de Mukalla y Bawazir”, declaró el portavoz Rajeh Badi, quien agregó que varias instalaciones petroleras también eran objetivos del plan, así como expertos extranjeros que trabajan allí.

El plan fue frustrado el sábado, dos días antes del inicio de la acción prevista por miembros de Al Qaeda, que debían presentarse en las instalaciones en prendas militares, haciéndose pasar por soldados de la seguridad que manifestaban para reclamar primas.

“Debían atacar luego una planta petrolera de Dhaba e instalaciones vecinas de exportaciones de productos petroleros” cerca de Moukalla, en el sureste del país, precisó Badi.

Un equipo también debía sabotear el gasoducto que cruza la provincia de Chabwa (sur) y llega a la planta de Balhaf “para interrumpir las exportaciones de gas líquido”, agregó.

El desmantelamiento del plan atribuido a Al Qaeda se produce después de la alerta de seguridad emitida por Estados Unidos por posibles ataques preparados por Al Qaeda.

Esta alerta fue seguida del cierre de la Embajada estadounidense en Saná y en muchos otros países, esencialmente árabes, así como misiones diplomáticas occidentales en la capital yemenita. Estados Unidos y el Reino Unido también evacuaron el martes personal diplomático de la capital yemenita invocando un riesgo inminente de atentado.

Por otro lado, Al Qaeda fue objetivo en Yemen el miércoles de un nuevo ataque con drone, probablemente estadounidense, con saldo de siete muertos.

Siete presuntos miembros de Al Qaeda murieron en la madrugada del miércoles en un ataque de un avión teleguiado en el sur del país, indicaron fuentes tribales.