elnuevodiario.com.ni
  •   Quito, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ordenó el viernes a las Fuerzas Armadas repeler cualquier ataque desde Colombia, tras la muerte de un militar ecuatoriano durante un combate con presuntos guerrilleros en la frontera.

"Señores comandantes les ordeno, les exijo poner todos los medios para defender la vida de nuestros soldados. Si son atacados tienen que defenderse", afirmó Correa en tono enérgico durante una ceremonia en el palacio presidencial.

El mandatario reiteró su política de "cero tolerancia" frente a incursiones armadas en su país luego del combate registrado el jueves que dejó seis muertos, un teniente ecuatoriano y cinco miembros de una fuerza ilegal, además de un militar herido.

El gobierno colombiano atribuyó la acción a la guerrilla comunista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), comprometida en un proceso de paz que se celebra en La Habana.

El enfrentamiento se produjo en una zona próxima al departamento colombiano de Putumayo, donde además operan bandas de extrema derecha y contrabandistas de drogas y armas.

"Reiteramos nuestra política de cero tolerancia a los grupos armados de cualquier índole y procedencia que pretendan hollar el suelo patrio. Esa posición de cero tolerancia es indeclinable. A Ecuador se lo respeta, vamos a defender la vida de nuestros soldados", advirtió Correa.

Según el mando militar, el combate se produjo después de que soldados cercaron a un grupo armado que incursionó en territorio ecuatoriano y le exigió que se rindiera.

Sin embargo, los presuntos guerrilleros abrieron fuego contra los militares y mataron en su huida a un teniente de 28 años e hirieron a un soldado.

Las tropas dieron muerte a cinco de los miembros del comando y capturaron a dos sospechosos.

Tras el enfrentamiento, el gobierno ecuatoriano exigió a Colombia que refuerce el control militar en la frontera de casi 700 km.