elnuevodiario.com.ni
  •   Beirut, Líbano  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cerca de 60 soldados sirios e islamistas radicales murieron en tres días de combates en Deir Ezzor, la ciudad más grande del este de Siria, donde los yihadistas siguen avanzando, indico una ONG.

Al menos 33 combatientes del Estado Islámico de Irak y el Levante y del Frente Al Nosra, dos grupos ligados a Al Qaida, así como 25 combatientes leales al régimen de Bashar Al Asad murieron desde el sábado cuando los islamistas lanzaron una ofensiva, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

"Los enfrentamientos son muy violentos, los combatientes utilizan los tanques de los que disponen y el ejército bombardea los núcleos" yihadistas, explicó Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

Los islamistas radicales concentran sus ataques en el barrio Hueiqa de Deir Ezzor, donde está la sede de los servicios de seguridad y los edificos del gobierno.

El ejército y los yihadistas se disputan el control de la ciudad pero las líneas del frente son muy cambiantes, indicó el OSDH, que obtiene información gracias a una red de militantes, médicos y militares en todo el país.

Según cifras de la ONU, más de 100.000 personas han muerto en Siria desde marzo de 2011, cuando empezó una revuelta contra el régimen del presidente Bashar al Asad que se convirtió progresivamente en una guerra civil.