•   Caracas (Agencias)  |
  •  |
  •  |


El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, aceptó en cadena de radio y televisión, a eso de la 1.30 minutos de la mañana de este lunes, los resultados del referendo que fueron desfavorables a su propuesta de reforma de la Constitución venezolana, ganando de ese modo el “no” con un 50.70 por ciento contra un 49.29 por ciento del “sí”, en un primer bloque.

Chávez compareció minutos después que la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, dio a conocer en un primer boletín los resultados de la justa electoral en la que participaron 9.2 millones de electores, los cuales en un segundo bloque votaron en un 51.05 por ciento por el No y en un 48.94 por ciento por el Sí.

El referéndum dividió la propuesta de reforma de 69 artículos de un total de 350, de la Constitución de 1999, en dos bloques, el primero de 33 artículos propuesto por Chávez, y el segundo de 36 por la Asamblea Nacional.

El bloque A de la reforma, que incluía la reelección indefinida del presidente y el fortalecimiento de sus poderes, fue rechazada con 50.70% o 4,504,351 votos, contra 49.29% o 4,159,392 votos por el Sí.

El bloque B, que incluía la posibilidad de crear Confederación de repúblicas, fue rechazada con 51.05 % de los votos o 4,522,332 votos, contra 48.94% ó 4,335,136 votos por el Sí. El proceso electoral tuvo una elevada abstención, que alcanzó el 44.11% del electorado venezolano, en tanto hubo 118,699 votos que resultaron nulos.

Poco antes, la presidenta del CNE solicitó a los ganadores que celebraran tranquilamente y a los perdedores que se fueran a sus casas, en tanto que felicitó al pueblo de Venezuela por la demostración que dio a lo largo de todo el día domingo en los comicios, la cual se empañó antes del anuncio de los resultado por la impaciencia que provocó el largo silencio que mantuvo por varias horas la organización electoral.

Larga espera por resultados

A lo largo de la espera, dirigentes de los partidos opositores, pasada la medianoche en Venezuela, demandaron con insistencia a exigir al Consejo Nacional Electoral que anunciara el resultado del referendo realizado el domingo, señalando que a ese momento estaban ya escrutadas entre el 85 y 90 por ciento de las actas, y que ya se podía conocer sobre el destino de la reforma constitucional propuesta por el presidente Hugo Chávez.

El diputado Ismael García, ex aliado del presidente venezolano Hugo Chávez, pidió a eso de las 12 y 34 minutos de la noche al CNE que anuncie ya el resultado del referendo del domingo sobre la reforma constitucional.

Más presiones

El Consejo “debe decir al país qué está pasando", manifestó García, del partido Podemos, que se ha opuesto al proyecto de cambios en la Carta Magna, entre tanto el alcalde opositor Enrique Capriles, del municipio caraqueño de Baruta y del partido Primero Justicia, exigió al CNE que emita su boletín, señalando: "La gente quiere saber", "Nosotros no queremos la especulación".

Los representantes de partidos opositores, incluyendo a estudiantes, señalaban que de acuerdo a la cantidad de actas escrutadas ya había un ganador, y que ya había la posibilidad de anunciar cual de las dos opciones había ganado, en aras de la tranquilidad de Venezuela.

Los resultados ya los conocemos todos, y el CNE lo tiene que dar a conocer, porque “hace más de cinco horas que anunciaron el cierre de las mesas, no hay que convencer a nadie de los resultados electorales, simplemente ahí están y hay que darlos a conocer”, explicó Carriles.

Entre tanto, José Antonio Gil Yépez, de la empresa encuestadora Datanálisis manifestó que era importante que se pronunciara el CNE, porque se estaba llegando a pensar que están entrando a jugar otros factores que no deben entrar en juego”, aunque reconoció que a lo largo de toda la jornada el Consejo Electoral había hecho un buen trabajo, pero la demora en dar a conocer los resultados estaba sembrando la duda.

La ley prohibió la publicación de sondeos antes de los resultados oficiales que daría a conocer el CNE. Sin embargo, el silencio sobre los resultados electorales que mantuvo la organización electoral empezaba a irritar los ánimos de los opositores que aparentaban estar seguros del triunfo, aun contando con lo apretado de los resultados de las actas escrutadas, pero que por ley no lo podían anunciar.

Votaciones tranquilas

La jornada se desarrolló sin contratiempos, según las fuentes oficiales, que informaron, no obstante, de unas 45 detenciones en el país, 35 de ellas por delitos electorales, como llevarse material de votación, mientras medios informativos se hicieron eco de algunos incidentes aislados.

Desde el Gobierno y la oposición se exhortó durante toda la jornada a los venezolanos a expresar en las urnas si se quiere o se rechaza el proyecto que Chávez propuso el pasado mes de agosto, y que dio lugar a una dura campaña electoral.

Acompañado de sus hijos y nietos, el jefe del Estado venezolano dijo que "aquí se cumplirá la decisión popular", antes de añadir que confía "en que la otra parte acepte los resultados", en alusión a las denuncias que él mismo hizo respecto a una supuesta intención de sectores opositores de desconocer los resultados, de ganar el "sí".

Unos 16 millones de venezolanos fueron convocados a las urnas para decidir sobre la propuesta gubernamental de promulgar una Constitución de corte socialista que, según Chávez, daría "más poder al pueblo" y permitirá acelerar el rumbo hacia el "socialismo del siglo XXI".

Reencuentro de venezolanos

En el estado occidental de Zulia, el gobernador y ex candidato presidencial Manuel Rosales, que se enfrentó a Chávez en las urnas hace un año, abogó para que se abra en Venezuela "un camino para la paz" y el diálogo. "Decidamos lo mejor para Venezuela", dijo Rosales, viendo en el triunfo del No, una posibilidad de reencuentro de los venezolanos.

A las voces que se oponen a la reforma se unieron diputados del partido Podemos, ex aliados de Chávez, y otras personalidades consideradas "chavistas", como el ex ministro de Defensa, Raúl Baduel. Precisamente ayer, el diputado Ismael García, de Podemos, denunció que "un espontáneo sacó un arma contra el general Raúl Baduel", en uno de los pocos incidentes registrados en esta jornada.

"Se debe averiguar quién envió a este espontáneo", que quizá se vio alentado por la "exagerada violencia verbal y las amenazas para intentar atemorizar" que se desprenden de los discursos del gobernante, añadió el legislador, que no dio más detalles del asunto.