•   Massachusetts  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La lluvia impidió que el presidente de EE.UU., Barack Obama, se dedicara ayer, en su cuarto día de vacaciones en la isla Martha’sVineyard (Massachusetts) al golf, una de sus pasiones, pero ya que su esposa Michelle lo dejó solo durante su paseo, aprovechó para disfrutar de otra de sus debilidades, los fritos. Patatas fritas, camarones fritos, ostras y aros de cebolla fritos conformaron el menú que escogió el mandatario en el Restaurante de Nancy, en la isla de Oak Bluff, próxima adonde él y el resto de su familia están pasando esta semana vacacional.