elnuevodiario.com.ni
  •   Ginebra, Suiza  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR) hizo hoy un llamamiento humanitario de casi un millón de dólares para atender a unas 35.000 personas afectadas por las inundaciones que afectaron a Sudán a principios de este mes.

"Las lluvias torrenciales afectaron a nueve de los 18 estados del país y azotaron especialmente a la capital Jartum y al estado del Nilo. Hay un balance de 36 muertos, 93 heridos, 80.000 desplazados y un total de 130.000 afectados", informó en una rueda de prensa la portavoz de la FICR, Jessica Sallabank.

Escuelas, centros de salud, oficinas, tiendas, suministros de agua e infraestructuras de saneamiento han sufrido fuertes daños y muchos de los medios de transporte han quedado paralizados debido a una de las peores inundaciones de las últimas décadas, según la FICR.

"Según nuestras evaluaciones, las inundaciones han afectado a unos 20.800 hogares, de los que unos 14.000 han quedado completamente destruidos, y unas 6.000 letrinas están fuera de servicio", indicó Sallabank.

La operación que quiere poner en marcha la FICR durará seis meses y tendrá como prioridad ofrecer alojamiento seguro a las personas afectadas, productos de primera necesidad y servicios de salud.

Además, incluirá programas de aprovisionamiento de agua, infraestructuras de saneamiento e higiene con el fin de evitar epidemias, y actividades de preparación para futuras situaciones de riesgo.

Los servicios meteorológicos sudaneses ya han anunciado que nuevas precipitaciones podrían afectar a la región en las próximas semanas.

Durante el mes de agosto son habituales las lluvias torrenciales y las inundaciones en Sudán, que todos los años dejan miles de damnificados.