•   Chilmark, Massachusetts  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció este jueves la cancelación de ejercicios militares conjuntos entre su país y Egipto, tras condenar "enérgicamente" la brutal represión contra manifestantes que dejó al menos medio millar de muertos el miércoles en El Cairo.

Obama alertó que Egipto se encuentra en "un camino muy peligroso", pero no suspendió los 1.300 millones de dólares en concepto de ayuda militar que Estado Unidos destina cada año a su aliado, alegando la relación de décadas que les une y señaló que son los egipcios quienes deben elegir su futuro.

"Aunque queremos mantener nuestra relación con Egipto, nuestra cooperación tradicional no puede perdurar como siempre cuando hay civiles que han sido asesinados en las calles y los derechos humanos retroceden", aseguró Obama desde la isla de Martha's Vineyard (noreste de EU) donde pasa una semana de vacaciones.

"En consecuencia, esta mañana anunciamos al gobierno egipcio que anulamos nuestras maniobras militares bienales que debían realizarse el mes próximo", anunció, explicando que había participado previamente en una reunión con su equipo de Seguridad Nacional.

Los ejercicios militares conjuntos también fueron suspendidos en 2011, cuando Egipto se encontraba en plena Primavera Árabe que dio pie a la caída del régimen de tres décadas de Hosni Mubarak, estrecho aliado de Estados Unidos.

Egipto vuelve a estar sumida en la inestabilidad desde que las fuerzas armadas derrocaran el 3 de julio en un golpe de Estado al presidente islámico Mohamed Mursi, el primer mandatario egipcio elegido democráticamente y perteneciente a los Hermanos Musulmanes.