elnuevodiario.com.ni
  •   Lima, Perú  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades de Perú han embargado nueve inmuebles que pertenecían a Osmán Morote, integrante de la cúpula dirigente del grupo terrorista Sendero Luminoso, informó hoy el procurador antiterrorismo, Julio Galindo.

El agente del Estado declaró al Canal N de televisión que los inmuebles se encuentran en la ciudad de Ayacucho, a unos 570 kilómetros al sur de Lima, la ciudad natal de Morote y donde Sendero Luminoso inició su guerra interna en 1980.

"Estamos embargando nueve bienes inmuebles que son de propiedad de Morote conjuntamente con tres hermanos, aclarando que se está embargando el 25 % de cada uno de estos bienes a favor del Estado peruano e inscritos a nombre del Estado en los Registros Públicos de Ayacucho", detalló.

Según el procurador, las viviendas tienen entre uno y cinco pisos y su valor será determinado por los peritos del Poder Judicial, con la finalidad de cobrar un porcentaje de la reparación civil que debe Morote al Estado, que asciende a 3.700 millones de soles (1.321 millones de dólares).

Galindo dijo que es el primer embargo que hace la procuraduría en Ayacucho y anunció que continuarán con estas medidas en esa región "y en otros lugares del país" en los que encuentren bienes registrados a nombre de los integrantes de Sendero.

El procurador recordó que tanto Morote como los otros miembros de Sendero "no se consideran terroristas", sino "perseguidos políticos" y consideró que manejan un criterio "sesgado" para interpretar sus acciones.

"Para nosotros son terroristas y ha quedado demostrado eso judicialmente, por tanto, no pueden decir que son perseguidos ni que han sido condenados políticamente", enfatizó.

Morote cumplió una condena a 25 años de cárcel el 11 de junio pasado, pero permanece en prisión porque se le ha abierto un nuevo juicio por una masacre cometida por los senderistas en la localidad andina de Soras.

Galindo recordó que este hecho ocurrió el 16 de julio de 1984, cuando se asesinó "cruelmente" a 117 personas, y dijo que en el proceso están incluidos todos los miembros de la cúpula senderista como presuntos autores mediatos (con dominio del hecho).

Hace diez años, la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) presentó un informe que responsabilizó a Sendero Luminoso de más de la mitad de los casi 70.000 víctimas que dejó la guerra interna que asoló a Perú entre 1980 y el 2000.