elnuevodiario.com.ni
  •   Río de Janeiro, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cientos de manifestantes paralizaban el jueves el centro de Río de Janeiro, en reclamo de mejores servicios públicos e investigaciones sobre las licitaciones de autobuses, constató la AFP.

Sentados y acostados en las principales calles y avenidas del centro, agitando carteles y banderas, los manifestantes protestan asimismo contra el gobernador del estado de Rio, Sergio Cabral, contra la represión policial y para saber dónde está Amarildo de Souza, un habitante de la favela Rocinha que desapareció hace un mes, tras haber sido detenido por la policía.

La primera sesión de una comisión del Concejo Municipal que investiga las licitaciones de autobuses en Rio (CPI) fue suspendida este jueves ante "la imposibilidad de garantizar la integridad física de los concejales", según un comunicado del legislativo de la ciudad.

Los manifestantes querían asistir a la audiencia y denuncian que el presidente de la CPI no votó la comisión y por lo tanto no está capacitado para dirigirla.

"No nos dejaron entrar al Concejo, entonces paralizamos Rio de Janeiro. ¿Cómo puede ser que una persona vote contra una comisión y luego la presida? Es un absurdo, no tiene sentido. Quieren que todo esto termine en nada", dijo a la AFP Raissa Jeletsky, que manifestaba junto al Teatro Municipal con un grupo de amigos.

"Hay muchas cosas que no funcionan: salud, educación, transporte. Está todo mal en Brasil", añadió esta fisioterapeuta de 26 años.

Una decena de manifestantes ocupa desde hace días el edificio del Concejo, y varias carpas han sido instaladas frente a las escalinatas de la entrada.

El presidente del Concejo afirmó que el miércoles por la noche fue trancado dentro del edificio por manifestantes que colocaron un candado a las puertas por fuera, y que finalmente logró salir por una puerta lateral escoltado por policías del Batallón de Choque.

"Lo que queremos es que acabe toda esta corrupción que hay en el país, esta violencia de la policía, problemas en la educación, problemas en la salud. Hay innumerables causas porque hay innumerables problemas para resolver", explicó el manifestante Ian Peter, un funcionario del estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) de 24 años que no quiso dar su apellido.

Más de un millón de personas salieron a las calles de varias ciudades de Brasil en junio, en plena Copa Confederaciones, para protestar por servicios públicos de más calidad y denunciar el millonario gasto público para estadios del Mundial de fútbol de 2014.

Protestas de mucha menor intensidad, protagonizadas en general por grupos radicales, tienen lugar desde entonces en Rio y Sao Paulo. En ocasiones, como este jueves, convocan a un público más general, sobre todo estudiantes y jóvenes profesionales de clase media.