elnuevodiario.com.ni
  •   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Parlamento de Honduras, de mayoría oficialista, inició hoy el debate de un proyecto de ley para crear una policía militar, en un ambiente marcado por la controversia porque algunos sectores consideran que se pretende militarizar la seguridad pública.

La discusión de esta iniciativa, denominada Policía Militar de Orden Público, se inició con una exposición del jefe de las Fuerzas Armadas de Honduras, general René Osorio, quien respaldó la creación del nuevo cuerpo policial pues, argumentó, los militares "tienen actitudes positivas para la investigación y profundo respeto a los derechos humanos".

En la exposición de motivos, el presidente de la Comisión de Seguridad del Congreso Nacional, Mario Pérez, dijo que Honduras necesita "un grupo de respuesta inmediata que recupere el territorio y capture a los delincuentes".

"El pueblo hondureño siente miedo cuando ve un operativo policial, no siente confianza, no se siente protegido y es justificado ese temor por lo sucedido en los últimos años", subrayó Pérez, diputado por el oficialista Partido Nacional.

El proyecto es impulsado por el presidente del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández, también candidato presidencial por el gobernante Partido Nacional en las elecciones generales de noviembre próximo.

El presidente hondureño, Porfirio Lobo, dijo hoy que su país "necesita" una policía militar y aseguró que sancionará la ley en cuanto sea aprobada por el Parlamento.

"Necesitamos efectivos que tengan entrenamiento militar y que después se eduquen en tareas policiales", subrayó.

El diputado del Partido Nacional Daniel Flores, por su parte, dijo a periodistas que hasta ahora solo "hay consenso" en la bancada oficialista.

Flores además pidió a los parlamentarios "apoyar" la iniciativa, a la que diversos sectores, incluido el ombdusman, Ramón Custodio, se oponen porque consideran que atentaría contra la seguridad pública.

El proyecto debe ser aprobado en tres debates por los diputados para su posterior sanción por el presidente hondureño.