•   Quito  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Ecuador fracasó en su audaz plan internacional para evitar la extracción petrolera en un parque amazónico, y dio vía libre a la explotación, presionado por la caída de las reservas de crudo y pese al rechazo indígena.

El “factor fundamental del fracaso es que el mundo es una gran hipocresía”, dijo el presidente Rafael Correa, el jueves, en un mensaje a la nación, al referirse a la falta de apoyo a su propuesta contra el cambio climático.

ecuador yasuni web

Correa ordenó archivar el proyecto Yasuní-ITT que buscaba evitar la explotación petrolera en una zona del Parque Yasuní, declarado por la Unesco reserva mundial de la biósfera en 1989.

“Pienso que la iniciativa se adelantó a los tiempos, y no pudo o no quiso ser comprendida por los responsables del cambio climático”, justificó Correa.

Ante el escaso apoyo, pidió al Congreso, controlado por el oficialismo, que declare de interés nacional la explotación petrolera del bloque Ishpingo, Tambococha y Tiputini (ITT), el paso previo a la extracción.

Los tres pozos contienen el 20% de las reservas estimadas de petróleo de Ecuador (920 millones de barriles).

Reservas a la baja

El anuncio, que fue rechazado por ambientalistas e indígenas, que exigen una consulta popular sobre una nueva explotación petrolera en el Yasuní, llegó en un momento en que el país asiste a una dramática caída de sus depósitos de crudo.

Ecuador, el socio más pequeño de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP, cuenta con reservas para 11 años, dijo a la AFP José Luis Ziritt, consultor privado y expresidente de la Asociación de la Industria Hidrocarburífera de Ecuador.

El bloque “ITT es importante en ese sentido, porque le permitiría pasar de 11 a 20 años de margen de producción”, señaló.

Según René Ortiz, exsecretario general de la OPEP y exministro de Minas y Energía, en los últimos siete años Ecuador “no ha podido añadir un solo nuevo barril de petróleo” a su producción de 500,000 barriles diarios, pese a que cuenta con capacidad instalada para transportar 850,000 barriles por día.

“Esa necesidad de aumentar la producción se facilitaría con el desarrollo del ITT”, dijo a la AFP.

Correa advirtió en pasados meses que la economía ecuatoriana podría colapsar en 2020 si no se desarrollan nuevos yacimientos.

 

No se llegó ni a 1% de la meta

Presentado en 2007 ante la ONU, el plan pretendía evitar la emisión de 400 millones de toneladas de gases carbónicos, responsables del calentamiento global, a cambio de una compensación internacional de 3,600 millones de dólares que debía ser recaudada en 12 años.

Sin embargo, en estos seis años el país reunió contribuciones de empresas, personas y países por 13.3 millones de dólares, apenas el 0.37% de la meta. El dinero fue depositado en un fideicomiso administrado por un programa de las Naciones Unidas.