•   Virginia Beach, EEUU  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, John McCain, declaró el lunes durante un mitin en Virginia Beach que tenía "un plan" para superar la crisis económica, mientras que su rival, Barack Obama, también difundió las líneas maestras del suyo.

Acompañado en el escenario por su esposa, Cindy, y su compañera de fórmula, Sarah Palin, McCain declaró: "tengo un plan para conservar el valor de vuestras casas y aumentarlo nuevamente comprando préstamos hipotecarios".

"Tengo un plan para que los jubilados y los que se acercan a la edad de jubilarse conserven sus ahorros (...). Tengo un plan para mantener las mismas tasas impositivas, y luego reducirlas para poder crear empleos entre nosotros".

McCain dijo también que no agregaría más impuestos a las pequeñas empresas, como propone, según él, Barack Obama.

"Si soy elegido presidente, no gravaré a las pequeñas empresas y a las familias con hijos, como propone el senador Obama", agregó el senador por Arizona.

Por su parte, el candidato demócrata, Barack Obama, divulgó este lunes un nuevo plan para recuperar la alicaída economía estadounidense, en momentos en que tiene una creciente ventaja sobre su rival en las encuestas sobre intención de voto.

Obama aseguró que se necesita llevar urgentemente a la práctica sus propuestas, que incluyen la reducción de impuestos para crear nuevos puestos de trabajo y una moratoria de los embargos de viviendas.

"Necesitamos aprobar un plan de rescate económico para la clase media y necesitamos hacerlo ahora", afirma el senador por Illinois en un discurso adelantado a la prensa, que pronunciará este lunes en un mitin en Toledo (Ohio, centronorte), a tres semanas de los comicios del 4 de noviembre.

"No podemos esperar para ayudar a los trabajadores y sus familias y a las comunidades en dificultades, que ahora mismo están luchando y que no saben si sus empleos y sus jubilaciones estarán mañana; que no saben si el cheque de la semana próxima bastará para pagar las facturas del mes", añadió.

Uno de los asesores en temas económicos de Obama, Jason Furman, afirmó que su plan sería enteramente financiado entre otras cosas por impuestos más elevados a los ingresos más altos y afirmó que "la prioridad es evitar una penosa recesión".