•   Praga  |
  •  |
  •  |
  • AP

Un documental escrito por la policía comunista checa alega que el escritor Milan Kundera informó sobre un supuesto espía occidental en los años 50, dijo el lunes una institución patrocinada por el estado. Kundera rápidamente rechazó la acusación.

El Instituto para el Estudio de los Regímenes Totalitarios dijo que un equipo de historiadores e investigadores halló un documento escrito por la SNB, o la policía comunista checa, que identifica a Kundera como el informante de un hombre que luego pasó 14 años en la cárcel.

El por lo general aislado Kundera, autor de "La insostenible levedad del ser", expresó de inmediato su rechazo.

"Estoy completamente asombrado por algo que no esperaba, de lo que no sabía nada hasta ayer, y que no sucedió. Yo para nada conocía a ese hombre", dijo Kundera, según la agencia de noticias CTK.

Kundera acusó al instituto y los medios del "asesinato de un autor".

Según el documento publicado en el sitio de Internet del instituto, en 1950 Kundera proporcionó información sobre Miroslav Dvoracek, contratado en Alemania por la red de inteligencia de la migración checa como espía contra el régimen comunista.

Dvoracek visitó a una mujer en Praga y dejó una maleta en su apartamento. Ella le dijo a su novio, quien luego le contó a Kundera, y Kundera fue a la policía.

Dvoracek fue arrestado al regresar a la casa de la mujer en busca de su valija. Fue sentenciado a 22 años de cárcel de los que cumplió 14 en los que trabajó en minas de uranio.

La colaboración con el Partido Comunista era generalizada en Checoslovaquia. El país fue uno de los primeros en publicar los nombres de supuestos colaboradores como parte de un llamado "proceso de investigación de antecedentes" en 1991.

El gobierno checo le asignó al Instituto para el Estudio de los Regímenes Totalitarios la tarea de recolectar y publicar documentos de la era comunista. La institución es considerada fidedigna.

Kundera se unió al Partido Comunista cuando era un estudiante, pero fue expulsado tras criticar su naturaleza totalitaria. Abandonó el país luego que la invasión soviética de 1968 destruyó las reformas liberales de Alexander Dubcek.

Los libros que Kundera escribió tras su partida estuvieron prohibidos en su país hasta la caída del comunismo en 1989, pero su obra fue respetada entre los disidentes.

Kundera, de 79 años, ha vivido en Francia desde 1975 y fue allí donde publicó sus más famosos libros, que también incluyen "Inmortalidad" y "El libro de la risa y el olvido". Recibió la ciudadanía francesa en 1981.

El autor vive en un aislamiento virtual, sólo viaja a su otrora tierra de incógnito y nunca conversa con la prensa.