•  |
  •  |
  • END

MONTERREY, MÉXICO / AFP

El consulado de Estados Unidos en la ciudad mexicana de Monterrey (norte) fue baleado el domingo por dos desconocidos que también arrojaron una granada que no detonó, informó la embajada estadounidense en México, que no reportó heridos.

“La madrugada del domingo 12 de octubre dos hombres no identificados se acercaron al edificio del consulado general de Estados Unidos en Monterrey. Uno de ellos disparó en varias ocasiones impactando en la reja frontal y vidrios del recinto”, informó un comunicado de la representación diplomática.

“El segundo hombre lanzó una granada de mano que rodó por el piso pero no fue activada”, señaló el documento, que menciona escasos daños materiales, como vidrios rotos.

La embajada estadounidense subrayó su “profunda preocupación” por el incidente, y exhortó a las autoridades mexicanas a que investiguen las circunstancias del ataque, cuyos perpetradores escaparon corriendo por una avenida del centro de Monterrey, capital del estado de Nuevo León.

Según el comunicado, en el lugar se encontraron seis casquillos percutidos calibre 45. La embajada, que desconoce los motivos de la agresión, enfatizó: “La seguridad del consulado fue incrementada y las investigaciones en coordinación con las autoridades locales continúan su curso”.

El hecho fue reportado a la Policía por guardias de seguridad de un edificio vecino que alberga oficinas del gobierno local. La representación diplomática dijo que la grabación de sus cámaras de seguridad es objeto de análisis.

Ataque con granadas contra edificio de Policía
En tanto, en Guadalajara, dos heridos es el saldo del ataque con dos granadas lanzadas el domingo por la noche contra la puerta principal de la secretaría de Seguridad Pública en la capital del estado mexicano de Jalisco (oeste), informó la Policía local.

A las 23h00 (04h00 GMT del lunes) “policías que vigilaban el exterior de la secretaría se dieron cuenta cuando desconocidos arrojaron los artefactos desde una camioneta Suburban blanca o plateada, y de inmediato se lanzaron al piso”, dijo Alejandro Solorio Aréchiga, director de la Policía del estado.

Dos personas que caminaban por el lugar al momento de la explosión resultaron lesionadas y fueron atendidas por paramédicos. Extraoficialmente se dijo que una de ellas está grave.

Un autobús y otro camión de una empresa privada también resultaron con daños por la onda expansiva generada por los artefactos explosivos.

Otro asesinato en masa
Asimismo, en Tijuana, otras nueve personas fueron ejecutadas ayer domingo, entre ellos tres individuos en un restaurante del centro de la ciudad mexicana fronteriza con Estados Unidos, informó ayer lunes la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

El domingo, cerca de la medianoche, “en el interior de un restaurante fueron asesinadas tres personas, eran comensales dos de ellos, y uno hasta lo que sabemos, era empleado del negocio”, dijo a la AFP José Manuel Yepiz, vocero de la PGJE.

Un grupo armado entró a un restaurante en una concurrida zona de Tijuana y disparó directamente contra estas personas, mientras dos mujeres resultaron heridas, añadió el portavoz.

Tras la triple ejecución, los gatilleros se fugaron a toda velocidad en vehículos, ante la mirada atónita de los empleados y de los comensales.

Fuego contra camioneta
Tres horas antes un doble asesinato se registró en una urbanización de la fronteriza Tijuana, cuando un comando de hombres armados disparó desde varios vehículos en movimiento contra los ocupantes de una camioneta.

En el vehículo quedaron los cuerpos de dos jóvenes. Otro resultó herido y milagrosamente alcanzó a huir de los sicarios, según las primeras versiones.

En la madrugada del domingo fueron localizados otros cuatro cadáveres en distintos puntos de la ciudad, con el sello de la mafia: encobijados, maniatados con cinta adhesiva y con evidencia de torturas.